martes, 10 de julio de 2018

Exámenes MIFID


          El pasado sábado 7 de julio, se realizaron los primeros exámenes de la convocatorio MIFID del ejercicio 2018.

          Casualidad o no coincidió con el día de San Fermín y al igual que en Pamplona también hubo nervios, lógicos, por parte de los compañeros que se examinan pero también hubo nervios en los “profesionales de la enseñanza” que debían organizar la realización de dichas pruebas.

          Las incidencias organizativas se produjeron en Barcelona y Segovia donde la prueba se retrasó más de 30 minutos con la repercusión que tiene el caos y la desorganización en los compañeros que únicamente debían preocuparse de realizar el examen después de 6 meses de preparación, estudio, esfuerzo y CONTINUEMOS TRABAJANDO.

          Pues todavía hay más. En la prueba de Barcelona hubo gritos y un comportamiento no adecuado por parte de los examinadores, hechos que provocaron aún más tensión y nerviosismo.

          Bankia debería exigir que las pruebas se realizaran con normalidad, en un lugar adecuado, tanto en lo que se refiere a espacio como a temperatura, y por supuesto que los examinadores ayuden al menos a no elevar los nervios y la tensión propia de la prueba.

          La acreditación MIFID se está convirtiendo en un proceso generador de tensión y estrés que Bankia debería gestionar tanto interna como externamente.

          Externamente, la FEF debería apoyar y ayudar a los compañeros y no es de recibo que cuando en el taller presencial se comentan determinadas guías o pautas luego a la hora de la verdad no se cumplen. Simulaciones que poco tienen que ver con el examen. Extrema dificultad y falta de claridad. Todo esto sumado, resulta desmotivador.

           Los compañeros están realizando un tremendo esfuerzo en la preparación y pedimos que Bankia y la FEF estén a la altura de éstos.

          En el día de ayer nos informaron de que se estaba comunicando a las personas a las que se les convalidaría la MIFID en base a cursos realizados con anterioridad en la Universidad Politécnica de Valencia y debiendo realizar otro nuevo curso de 30 horas. Cuando ya se ha realizado el primer examen… como decía el chiste, y no es para tomárselo a broma, ORGANIZACIÓN, POR FAVOR.