viernes, 13 de abril de 2018

Respuesta a la respuesta

RESPUESTA A LA RESPUESTA



            Cuando al final de la Junta General de Accionistas el Sr. Presidente responde a las preguntas siempre se nos queda esa sensación de que existen mundos paralelos, es imposible que de un mismo acontecimiento se tengan informaciones tan dispares.

           Partiendo de la base de que admitimos que determinados temas quizás se deberían tratar en otros foros, no menos cierto es que se trata de la única ocasión de trasladar nuestras inquietudes directamente al Presidente y a su equipo más directo. La integración, pese a los maravillosos números de las escasas incidencias padecidas, tiene su versión paralela; y es la que se está viviendo en toda su intensidad en Murcia, Granada y Baleares; varios anuncios de demandas por parte de asociaciones de usuarios, alcaldes que se posicionan “o se soluciona rápido los problemas o retiran los fondos públicos”, emisoras de radio describen la situación desde dentro de la sucursal haciendo referencia –mesas vacías (falta de personal), colas inmensas de más de dos horas, cajeros que no van, tarjetas que han dejado colgados a los clientes y acuden a la oficina a sacar en efectivo-, los foros de internet mejor ni lo reproducimos pero determinados días habían decenas de quejas miraras en el que miraras.  
          La respuesta a los temas de conciliación que se plantearon no deja de ser muy sorprendente cuando la primera medida que dice que estamos muy por encima de la media son las ayudas financieras, en esta parte del mundo paralelo los mortales entendemos que son un beneficio social pero nada tiene que ver con la conciliación. Al final de nuestra intervención, que no pudimos acabar, decíamos “no basta con tener protocolos que quedan muy éticos y estéticos de cara al exterior, si luego no se cumplen”. Por ejemplo; poder conciliar mediante una reducción llevaría aparejado una serie de medidas, acomodar los presupuestos al nuevo horario, no cambiar al empleado de función por ese motivo y en definitiva, facilitar que pueda cumplir la reducción y que no se quede solo en la reducción de salario. La posibilidad de conciliar nadie la discute, este no es el problema, el problema está en cómo se facilita su disfrute.

          De los cuatro pilares de la política retributiva es evidente que la Meritocracia no objetiva que se aplica en Bankia y que prima al que se suele aprovechar del trabajo de otros, no la compartimos. Que la equidad interna es lo que le reclamamos porque no la vemos, equitativo es igual trabajo a igual salario. Competitividad externa, una referencia que siempre que sea objetiva nada que comentar e Igualdad que nos gusta el compromiso de acelerar para llegar al 40% de mujeres directivas en tres años y que el Consejo alcance el 30% de presencia femenina entre sus miembros. Pero no podemos dejar de pensar que el 56% de la plantilla son mujeres.

 TODOS QUEREMOS LO MEJOR PARA BANKIA, PERO NO COINCIDIMOS EN LAS FORMAS DE CONSEGUIRLO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.