martes, 6 de marzo de 2018

¿ Que pasa en BANKIA ?...

          Básicamente que el viejo refrán de “dime de que presumes y te diré de que careces” se cumple a rajatabla en la gestión de los recursos humanos. No parece TRANSPARENTE que estamos a 6 de marzo y el objetivo anual de V1 de 2017 sigue sin conocerse, a menos de veinticuatro días de percibir la retribución variable. Igualmente, no parece SENCILLO cumplir un objetivo si no te dicen cuál es, todos los años la asignación es tardía, pero de meses de retraso, luego vienen las prisas, las presiones, los malos modos, etc…

            La CERCANIA ni se le ve ni se le espera; se acaba de cerrar la ventana de solicitudes de salidas y movilidades con unos datos demoledores. Cualquier entidad, financiera o no, que tuviera las cifras de adscripción a un ERE que ahora comentaremos, analizaría muy seriamente que está pasando. Porque es evidente que cuando gestionas para la galería, para los mercados, para la opinión pública... lo cercano que son los trabajadores se les olvida, como está pasando, somos un número con un coste.

             Las cifras son clarísimas, no lo podría explicar mejor ni Woody Allen en “Toma el dinero y corre”:


  •    Excedentes marcados en el preacuerdo, subtotal por provincias 1.585
  •    Solicitudes 2.180 
  •    Provincias con déficit, menos solicitudes que excedentes 175 


            Resumiendo 770 compañeros que quieren irse sobre los presupuestados en sus provincias. Al final la presión desmedida, los horarios, los ajustes de plantillas, las carteras que están acabando con 1.000 o más clientes, la mifid y lo que coleará… hacen que ante la menor ocasión de irse pase lo de este ERE. Pero esto se sabe y no es de ahora: contratados que piden la baja en una o dos semanas, compañeros que se van de policías, a la administración pública,… esto era impensable en una entidad financiera.

            Desde SATE les pedimos que valoren de una manera responsable estas cifras, que lo analicen, que si es necesario llamar a Oliver o el mejor discípulo de Freud que lo hagan, no puede ser que una plantilla como la que tienen, que cumple presupuestos desmedidos año tras año, que aguanta lo indecible, solo piense en cuando me podre ir.

           Esto es una evidencia, una mayoría quiere irse, nadie cree en la democracia de Mery…, más conocida como meritocracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.