viernes, 17 de junio de 2016

Para que nadie se confunda...

CONVENIO DE AHORRO: NIVEL XIV, NUEVO NIVEL DE ENTRADA, NOS AFECTA A TODA LA PLANTILLA

Ante la preocupación suscitada, y las consultas en torno al nuevo nivel de entrada propuesto por la patronal ACARL, y aceptada por el tripartito sindical –CCOO, CSICA y UGT-, vamos a proceder a dar las respuestas para conocimiento de todos/as.

1.- ¿Quién lleva el paso cambiado?

SATE-CIC está con los trabajadores y los pasos los da junto a ellos, no sobre ellos; sirva de ejemplo el famoso caso Bankia, CIC es acusación particular mientras los del paso correcto están en el banquillo de los imputados. Nosotros jamás nos hemos beneficiado con Ere,s tipo Andalucía, ni con la formación contínua de trabajadores, ni nos han devuelto tres veces un patrimonio sindical (que no teníamos) pero ellos tampoco,… Pero pese a todo lo anterior, SATE siempre tiene claro que su adversario es la ACARL en este caso, pero desde luego no somos la comparsa que por ser pequeña se calla y permite que las “macro-empresas sindicales” hagan lo que quieran. Para estar en el convenio tuvimos que ir a los tribunales para demostrar la representación que pese a tenerla ganada en las urnas ni patronal ni tripartito sindical querían reconocernos, es mejor trabajar sin testigos. ¡ PERO NO NOS CALLARAN !         

2.- ¿Qué es el nivel XIV?

Es la categoría laboral más precaria implantada en el Convenio Colectivo del sector Ahorro. La retribución bruta anual correspondiente a esta categoría será de 15.000 euros. La permanencia en esta categoría durará 1 año.

3.- ¿Por qué lo implanta la patronal?

Una vez más, la respuesta de los directivos de las diferentes entidades a la consecución de mayores beneficios ha sido la reducción del coste de personal. La implantación de esta categoría, unida a la ampliación del nivel XIII, la merma de la antigüedad, el paso de salarios fijos a variables referenciados a índices de difícil consecución, pérdidas de derechos sociales… harán “competitivas” a las entidades, y que sus directivos sigan disfrutando de sus amplias retribuciones ¿pactadas? y sus prebendas.

4.- ¿A quién afecta? ¿Pone en peligro nuestro empleo?

Nos afecta a todas las personas que formamos parte de la plantilla. Recuerda que la implantación de esta categoría tiene el objetivo de reducir el gasto de personal; esto unido a un sector cuyas entidades tienen prevista la reducción de miles de trabajadores solo se puede interpretar como una renovación de las plantillas, se da entrada a puestos de trabajo “low cost” a cambio de los actuales.

Las nuevas condiciones adicionales de desregulación horaria, la digitalización de la banca, la reducción de sucursales, la externalización de los servicios, hace que esta medida PONGA EN PELIGRO NUESTRO PROPIO EMPLEO.

5.- ¿Por qué lo acepta el tripartito sindical?

Esta respuesta la tendremos que dar entre todos/as. Los hechos son los siguientes:

  • Si toda la representación sindical hemos presentado propuesta en la mesa de negociación del Convenio de eliminar el nivel XIII al considerar que era un nivel de entrada precario, ¿Cómo es posible que acepten la creación de uno mucho peor (nivel XIV), y extender el tiempo de implantación del nivel XIII?
  • ¿Cómo pueden estos sindicatos justificar la creación del contrato más precario del sector con lo que se remunera por los contratos de prácticas?, ¿se ríen de las plantillas?
  • ¿Dónde se esconde su eslogan “Por un Convenio sin Recortes”, que luego cambiaron “Por un Convenio justo”, y que finalmente han vuelto a cambiar “Por un Convenio justo, en defensa del empleo”?
Mucho nos tememos que los de siempre terminarán firmando el peor Convenio de la historia, con pérdidas y recortes en derechos, que nos pasará una factura muy cara, dejando en la cuneta a los trabajadores que les apoyaron en sus concentraciones, recogidas de firmas, asambleas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.