lunes, 25 de enero de 2016

La élite de Bankia

El pasado día 19, asistimos a una nueva utilización torticera de la lengua castellana por parte de Bankia, intentando confundir al Juez con una disertación sobre la “élite” que formaban gerentes y gestores de carteras.

Elite o élite es un grupo minoritario de personas que tienen un estatus superior al resto de las personas de la sociedad” (DEFINICIÓN). Que poca vergüenza designar como elite al colectivo de gerentes de carteras, mayoritariamente con niveles bajos, X y XI, salarios entre 26.000 y 30.000€ y la posibilidad de obtener una retribución variable estratosférica, 1.400 euros superior a la más baja de la entidad. La promoción se puede acelerar en virtud de los objetivos alcanzados. Vamos ,de élite.

La élite de la banca española son esos 133 directivos que están por encima del millón de euros de ingresos y que la media de sus retribuciones son 2,18 millones por encima de la media europea. Para SATE, eso es ser una “élite” y, en menor medida, los más de 200 que en Bankia están fuera de concurso, con salarios por encima de las 6 cifras, sin decimales, también son una élite. Esos abogados de bufete con nombre, que igual te planchan un huevo que te fríen una corbata y que cobran por folio, palabra, resultado y la comisión. Esos también son una élite.

Es más, llegaron a considerar personal indispensable para el buen futuro de Bankia y poder devolver las ayudas, a los gerentes de carteras. Pero todo se queda en palabras bonitas, rimbombantes y luego, la organización, sigue como siempre. Hablaron también de la dedicación exclusiva a la cartera. Se nota que no pisan una oficina desde la década pasada antes de la fusión, al gerente solo le falta pasar la escoba y quitar el polvo. Oficinas deficitarias no, lo siguiente, en donde vender es la primera prioridad pero no puedes más que dar muletazos para capear el día y no tener incidentes.

SATE solo le pide a la empresa que sea consecuente con lo que se predica, ser éticos, primar la atención al cliente, dotar las oficinas con el personal suficiente, etc… ¿para qué queremos una dirección de personas y medios?, ¿para encontrarnos cómo estamos?. Este posicionamiento suyo tan irreal, de imposición, de manu militari solo nos puede llevar a judicializar nuestra actividad, defendiendo todo aquello que entendemos que es nuestro de los empleados de Bankia.

Mañana una nueva dosis de realidad, reunión con la empresa para seguir tratando los múltiples frentes abiertos. Pero en los próximos juicios o en la prensa nos mostraran esa realidad suya más cercana a “Alicia en el País de las Maravillas” que a lo que sucede en Bankia y a sus trabajadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.