martes, 28 de julio de 2015

Las decisiones de Bankia continúan siendo contradictorias

BANKIA TIENE SU PROPIO IDIOMA

Ya no es cuestión de revisar los acuerdos comprobando palabra por palabra en el diccionario María Moliner o en el de la Real Academia de la Lengua. Cuando Bankia se propone algo lo tergiversa todo para interpretar lo que le interesa, ni en los mejores tiempos de un político de los 80 que insultaba al contrincante y luego buscaba una acepción que podía ser menos ofensiva o no punible.

En Noviembre del 2012 firmamos flexibilidad horaria precisamente porque un número importante de los gestores o gerentes de aquella época prolongaban su jornada, era una forma de poder compensar ese exceso que se hacía por dar servicio al cliente, que ahora parece que es novedoso ¡dar servicio al cliente!, será que los que nos dirigen vienen de Marte o más allá porque la realidad del día a día no la conocen ni se la cuentan, que quizá es lo más grave.

En aras a solucionar esa discrepancia se demandó en la Audiencia Nacional la instauración de la jornada partida que de aquel pacto quería interpretar Bankia. Se llega a un acuerdo previo en la misma Audiencia el pasado 22 de Julio en el que se habla de que el trabajador podrá OPTAR por ese horario flexible o por cualquier otro. Lógicamente de no optar su horario es el de convenio que para algo esta y su interpretación la vimos el 24 de Julio que en resumen vienen a decir que si no te sumas a sus horarios, prepara alternativas de horario flexible a negociar hasta con el Territorial según lo duro que te pongas.

Ayer 27 de Julio nos reunimos para hablar de todas las negociaciones de horarios abiertas y sobre las que tenemos diferencias, para ver si estábamos en disposición de negociar. SATE está dispuesto a negociar soluciones que eliminen el conflicto y la confrontación, siempre que exista un cambio de actitud por parte de Bankia. Esta voluntad en ningún caso, debe considerarse a cualquier precio.

Con respecto a gestores y gerentes:

  • Se debe definir el colectivo al que afecta, limitando el número de personas. No podemos hablar de un horario que, si siguen a este ritmo, afectará a todos los empleados y los horarios generales se negocian en el convenio.
  • De llegarse a un acuerdo la VOLUNTARIEDAD debe estar garantizada con criterios de entrada, permanencia y salida en la función.
  • Establecer compensaciones, consolidaciones de nivel, plus funcional, comida, etc.
  • Definición del Horario Flexible, que no es extensible ni partido.

Con respecto a las oficinas Ágiles:

  • Unificación de horarios de entrada para todo el personal.
  • Cobertura de bajas, mediante equipo que de momento no funciona.
  • Adecuar horario de cierre al público con el de salida del personal, en 15 minutos ni Super-man/women pueden realizar todas las tareas.

Ofibuses:

  • El acuerdo estuvo muy próximo y las diferencias eran pequeñas importe del plus y oficina a asignar cuando no estén en el Ofibus, se les usaba de equipo de sustitución en algunos lugares sin remunerarlos como tal.

Multicanalidad:

  • Ni siquiera se informo de la creación de esta línea de negocio y los empleados que se sumaron firmaron el horario de las oficinas Ágiles. 

Control horario:

  • Pese a lo negativo que manifiesta la empresa que puede ser, seguimos pensando que para la mayoría que cumple su horario a rajatabla y se excede aunque no sea de forma habitual, será positivo

Como no puede ser de otra forma estamos muy lejos de un acuerdo, cuando de dos partes solo una se sacrifica porque las cosas vayan bien, es una mala solución. Un gerente no puede abandonar su cartera y sus clientes para ir días sueltos a otra oficina que está en cuadro, ni atender caja o encargarse de los cajeros porque no hay nadie más. Desde SATE les pediríamos que se aclaren con el MODELO DE NEGOCIO y CON LAS FUNCIONES DE SUS EMPLEADOS. Igual que un Director no debe dedicarse a pasar la fregona por las mañanas un Gerente no debe ser el bombero que se dedique a apagar todos los fuegos por carencias de personal.

viernes, 10 de julio de 2015

Verano 2015 en la oficina

Recientemente hemos asistido a la salida de más profesionales de Bankia, aquellos que aceptaron las condiciones ofrecidas unilateralmente.

En estos días, estamos perplejos asistiendo a los redimensionamientos de oficinas que, en muchos casos, si con el número de compañeros era imposible realizar las acciones en el horario legalmente establecido, con uno o varios empleados menos la respuesta es obvia.

Estamos llegando a situaciones insostenibles derivadas de la carga de trabajo, con problemas de salud, deterioro de las relaciones familiares, discusiones entre compañeros por la formalización del producto, etc.

Os trasladamos unas cifras muy simples de realizar con tres supuestos, con número adecuado de personas, tras el ERE y con la situación actual:

Productividad vs Rentabilidad

Como todos estamos observando, la mejora de la cuenta de resultados siempre viene por el mismo camino, reducir los gastos, principalmente los de personal. La gestión de la dirección se limita a apagar incendios y nadie hace prevención; ver carencias, necesidades, plantear estrategias, ir por delante...

Todos conocemos cómo se obtiene la productividad en las oficinas, éste es un sistema heredado de una de las entidades integradas en Bankia y nos ha llevado, entre otras cosas, a la situación donde estamos. Por favor, Sr. Presidente tenemos cuestiones importantísimas, para SATE vitales, sobre las que no ponemos solución o esta llega muy tarde. Como por ejemplo, la lentitud de los sistemas informáticos o el tiempo que necesitamos para poder realizar un fondo de inversión. Si queremos ser eficaces de verdad hay que empezar, como bien dice usted, por los principios.

Ser productivos no significa "hacerse trampas al solitario": 

  • realizar innumerables productos sin aumentar el volumen,
  • traspasar fondos de inversión o planes de pensiones, 
  • formalizar préstamos cancelando otros con mayor rentabilidad... 
Lo importante en cualquier empresa es la rentabilidad y si puede ir acompañada de productividad, pues mucho mejor. Ahora bien, productividad sin rentabilidad no es viable y eso es lo que estamos propiciando.

Los empleados de Bankia venimos realizando grandes esfuerzos desde Junio de 2010 y la conclusión es que todo sale a base de trabajar muchas más horas. El objetivo de una empresa eficiente y eficaz es trabajar mejor y en Bankia estamos en la situación contraria.

Cargas de trabajo


Desde SATE les pedimos que hagan una medición de cargas objetiva, con los medios actuales las plantillas están infradotadas. Nuestros competidores, con herramientas más rápidas, gestionan un volumen de negocio muy inferior por empleado, que en Bankia venimos supliendo con el aumento de horas trabajadas.

Una cartera de 600 clientes, sin plena dedicación, porque se tienen que cubrir todas las carencias anteriores, es prácticamente imposible de gestionar aún haciéndolo durante 14 horas diarias. Un empleado de caja que atiende correctamente su puesto y luego tiene 4 cajeros a su cargo no puede realizar su tarea en 7 horas. Un director que no sabe con qué personal cuenta, si hoy serán 6 ó 3 empleados, con tres sólo se puede defender y atendiendo todos sin parar. ¿Qué puede planificar?

Recientemente hemos lanzado campaña de autónomos donde se dice expresamente "El Autónomo Trabaja Sin Red. Si te pones malo nadie te ayuda". ¿Quién nos ayuda cuando nos ponemos enfermos en Bankia? ¿Quién sustituye las numerosas bajas laborales? ¿Quién sustituye las vacaciones? ¿Y la maternidad?

Los empleados de Bankia trabajamos continuamente sin red y con la presión de los Directores de Zona, pase lo que pase, les da igual que se encuentren todos los empleados en la oficina o no, ya estén de baja por enfermedad, formación u otros motivos.

Aclárense con el tipo de negocio que quieren, doten adecuadamente a las plantillas e ilusionen a los trabajadores.

Sr. Goirigolzarri, debe reflexionar por qué los compañeros jóvenes se van de Bankia cada vez que existe la más mínima oportunidad. Por mucho que intente adaptar el estilo de dirección con jornadas de fin de semana en Aranjuez, los empleados no perciben cambio alguno. La presión y los malos modos continúan.

Actualmente, nuestros competidores son los más agradecidos de la forma de gestionar nuestra Entidad, están creciendo con los cierres que hemos o estamos realizando y además les regalamos a los empleados formados, con amplios conocimientos del sector. Recordar los ceses de directores realizados, probablemente por ser coherentes y no hacer de palmeros, en muchos casos mayores de 50 años. La crítica en cualquier organización es buena y enriquece.

Vacaciones


Desde SATE os recordamos que las vacaciones son un derecho que tienes. Debes conocer las fechas que te han concedido, con al menos dos meses de antelación, y que tú no eres responsable de la malísima gestión que Recursos Humanos está realizando. Vete cuando las tengas fijadas, luego tampoco se podrá. Ellos no renuncian a las suyas y además no se arremangaran para ayudar en las oficinas que haga falta. 

Continuamos con las denuncias conjuntas relacionadas con el horario y el próximo día 22 tendremos el primer juicio en la Audiencia Nacional.

En definitiva...


Respeto al convenio y a los pactos, objetividad a la hora de fijar los presupuestos, claridad en las instrucciones y dotar de recursos suficientes tanto técnicos como humanos para poder desarrollar nuestro trabajo. No es mucho lo que pedimos y seguro que en unos retiros espirituales de esos que les gusta hacer con los directivos, son capaces de asimilarlo.

miércoles, 1 de julio de 2015

¿Por qué la guerra del horario?

Un sector machacado por EREs sucesivos en todas las entidades, que previsiblemente podría ser nuestro último convenio como Cajas de Ahorros. Con la credibilidad sindical mermada por esa situación y con una imagen social que mete en el mismo saco a los empleados y a los sinvergüenzas que tienen la culpa. Son el mejor caldo de cultivo para experimentar, probar e implantar si se les deja, algo para exportar en futuro inmediato al convenio de Banca en el que nos encontraremos todos.

Nadie mejor para iniciar esta cruzada que el Presidente de la ACARL y directivo de Bankia, experto abogado que bebió de las mieles de la política durante años y ha vuelto a la empresa privada, más concretamente a Bankia en el 2011, después de haber asesorado en la fusión y en el primer ERE de las siete entidades que formaron Bankia. Es como el equipo que busca su última medalla, todos granaditos en edad, quieren ese reconocimiento final a su carrera, ese epitafio solemne “después de una dilatada vida, consiguió torpedear en la línea de flotación el Convenio de Cajas instaurando la jornada partida”.

Si ese es su objetivo, el sindical debe ser parar como sea, siempre dentro de la legalidad vigente, la instauración de la jornada partida. Prácticamente todas las Cajas han experimentado dobles horarios de mañana y tarde, oficinas de horario singular, etc… y siempre han acabado igual cerrando un negocio deficitario que no aportaba ni los gastos de mantenimiento necesarios para dispensar el servicio.

Desde CIC-SATE hemos propuesto en varias ocasiones el no acudir a la mesa de negociación mientras Bankia no retrocediera en su aplicación ilegal de nuevos horarios de jornada partida. Cuestión ahora compartida para la reunión del 28 de Julio. Pero que en este periodo de reuniones y pese a las denuncias en inspección de trabajo, dos SIMA's y ahora la Audiencia Nacional en donde el próximo 22 de Julio se celebrara el juicio contra la aplicación de estos nuevos horarios, la empresa en cuestión, Bankia, ha seguido experimentando creando oficinas de multicanalidad con un horario de jornada partida sin aceptación ni consulta a la parte sindical (oficinas banca por Internet o similar de 8 a 18 horas atendidas por gerentes y 24 horas de servicio por...).

No podemos seguir con esta situación de desregulación total del sector: parte del salario a variable, sin aumentos por antigüedad, desregulando horarios, etc… no podemos permitir que cada pocos años venga un grupo de nuevos “illuminati” que según la teoría de no sé quién ahora se gana el dinero en las entidades financieras con no saben qué tipo de productos. Lo peor de todo que siempre acaban igual sus pifias las arreglan con el coste más fácil de reducir el de gastos de personal, para eso no hace falta tener tantas luces.

Nosotros a lo nuestro a trabajar para que esto no se instaure en nuestro sector, como decía el poeta: “caminante no hay camino, se hace camino al andar…” Movilizaciones, denuncias, inspecciones,… Y SIEMPRE QUE SE PUEDA, MANTENER LA UNIDAD SINDICAL.