martes, 28 de octubre de 2014

Los Principios de Bankia

Una vez que hemos conocido los resultados de Bankia en el tercer trimestre de 2014, queremos compartir con vosotros varias reflexiones y que esperemos por una vez lleguen a nuestro presidente.

Nuestras reflexiones se basan en la postura que tanto repite el Sr. Goirigolzarri en sus intervenciones:

  • Ser autocríticos
  • No ser autocomplacientes
  • Realizar análisis permanentes
  • Conseguir mejoras

Pues bien de este análisis los compañeros de Bankia no perciben que sus responsables de equipo los feliciten, los acompañen, los tutelen. Solo perciben la presión por parte de éstos.

Si los principios están para cumplirlos, si ningún objetivo puede justificar la transgresión de nuestros principios, si nuestro trabajo se debe basar en la venta rigurosa de productos que se adapten realmente a las necesidades de nuestros clientes, ¿por qué se nos pide que contratemos seguros como los de decesos, salud o automóviles con primas muy superiores a las de productos de otras empresas que no son Mapfre?. En algunas provincias nuestros precios vienen a duplicar el de los competidores.

Existen Direcciones Territoriales que instauran los días del seguro, días que tras rigurosos análisis y estudios (que suponemos existan) han concluido que son aquellos donde nuestros clientes demandan este seguro o seguros. Debemos concluir que esta forma de actuar no es compatible con ofrecer soluciones adecuadas a las necesidades de nuestros clientes a un precio competitivo (mensaje reiterado por nuestra Entidad en la consecución de nuestros principios).

Los compañeros de Bankia se sienten acosados por sus superiores, debiendo completar plantillas sobre el trabajo diario realizado, recibiendo correos poco afortunados recordando una baja consecución de alguno de los muchos platillos que debemos manejar. ¿No tenemos suficientes herramientas cómo para conocer quién llama, quién contrata, quién gestiona, que además debemos reportar diariamente?

Cuando se procede a la fijación de objetivos ¿alguien en Bankia piensa en el mercado potencial de cada oficina o simplemente manejamos la hoja de cálculo para repartir estos proporcionalmente?, mucho nos tememos que es consecuencia de lo segundo.

Estamos reincidiendo en prácticas que desde nuestro punto de vista distan mucho de la ortodoxia bancaria y que como todos conocemos nos han llevado a la situación de la que queremos salir en la actualidad.

Situación que, como nuestro Presidente manifiesta, debemos superar mediante el trabajo en equipo, con la cercanía, mediante la tutela y colaboración de nuestros responsables.

Debemos manifestar que el compromiso y, citamos textualmente los mensajes de Bankia, es estar unidos emocionalmente a nuestro proyecto, ser respetuosos con las personas y que los modos de dirigir sean correctos y adecuados. Por lo que venimos sufriendo, para nuestros directivos el único compromiso que existe es vivir en la oficina, que a su vez transgrede la norma de actuación consistente en "promover un ambiente de trabajo compatible con la vida familiar".

Si ustedes son incapaces de respetar lo que proponen como norma, intentaremos que les obliguen a respetar los horarios o lo que SATE ya consiguió hace años obligar a compensar con tiempo libre los excesos, lo que en definitiva conduce a que se hagan menos horas.

Por lo tanto Sr. Presidente, estamos de acuerdo en los mensajes que nos traslada, por los medios de comunicación, pero debe implementar las medidas necesarias para que desde la propia Entidad compruebe que, como usted dice verifique que, los principios están para llevarlos a la práctica y no sean meros mensajes.

En nuestra opinión los cursos impartidos en Aranjuez en algunos casos no sirven para modificar los modos de dirección obsoletos, agresivos, incorrectos e inadecuados. Por mucho que se empeñen con los cursos lo mejor de la Villa sigue siendo el concierto del maestro Rodrigo dedicado a la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.