lunes, 13 de octubre de 2014

LA SUCIEDAD... BAJO DE LA ALFOMBRA

Si levantas la alfombra y barres sin tener cuidado, lo normal es que te tragues el polvo tú y los tuyos. Barrer es necesario y estaría justificado el aportar todo lo necesario para que los chorizos, que durante años se han instalado en las direcciones de las Cajas, vayan a donde deberían pasar los próximos años hasta el fin de sus días (Alcalá Meco, Picassent, el penal de Ocaña…..). SATE lo tuvo claro desde el primer momento y por eso está personado en la causa del caso Bankia y en la de Caja Segovia.

Pero si lo queremos hacer tan fino que, cuando se informa a la prensa se dice que lo que hacemos es: “Analizar posibles prácticas que aparentemente no respondieran a la ortodoxia bancaria”, a los cuatro días la sensación de la gente es que lo destapa la fiscalía y que todos los de Bankia son colaboradores: no lo hemos sabido transmitir.

El problema principal es que estas sensaciones quien las padece son los empleados, dentro y fuera de las oficinas, con pérdida de credibilidad, con retiradas y cancelaciones, con mofas y chascarrillos, etc... y es que llueve sobre mojado. Primero fueron las preferentes, la salida a bolsa, los 24.000 millones de ayudas -que hubieran salvado la educación y la sanidad de por vida según el sentimiento general-, y ahora las tarjetas y las 19 cuestiones que están siendo investigadas según el ministro Guindos que harán que esto sea una niñería.

A ver si de una vez se mandan las alfombras a la tintorería y se friega a fondo, que todo sea transparente como en una casa de cristal y el que la haya hecho que la pague. Que como dice el refrán “más vale ponerse una vez colorado que ciento amarillo”.

Que se cumpla la frase de rigor: “trabajamos de forma proactiva con la justicia” y a la infantería nos dejen trabajar sin plomos en los bolsillos, que parecemos el buceador que quiere subir y no puede porque no se puede librar de estos (preferentes, acciones, tarJETEROS y quien sabe que más…).

Además, si somos una Entidad en la que priman los principios, no se entiende cómo el argumentario de intranet, referido al tema tarJETEROS, refleje: “Desde 2012, ninguno de los titulares de las tarjetas pertenece a la plantilla ni a los órganos de gobierno de Bankia” y, por lo tanto, los empleados que no comprueben la veracidad de este argumentario están mintiendo a los clientes, no por su iniciativa sino por la de nuestra Empresa. Esto es muy grave.

¡Ánimo compañeros/as!, que aunque nos sintamos abandonados en el túnel, juntos encontraremos la luz, que seguro que está al final del mismo.




NUESTRA INDEPENDENCIA

NUESTRA MAYOR DIFERENCIA




SATE, las soluciones cerca de ti

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.