lunes, 29 de septiembre de 2014

Que firme él también

Cuando un cliente llama para que se le haga cualquier operación por teléfono, lo que estamos obligados a hacer es pedir la firma. Además todos tenemos claro lo que pasa cuando un documento está sin firmar o, peor aún, mal firmado.

Entonces ¿por qué hay personas dentro de la entidad a los que no se les exige lo mismo? ¿por qué hay bula papal con órdenes contrarias a la normativa, expedidas vía telefónica? Y lo que es peor aún, ¿por qué sabiendo que sus jefes están contraviniendo la normativa, desde RRHH, Auditoria, Cumplimiento Normativo o de donde sea, no se toman acciones tan taxativas como cuando los soldados rasos hacen algo que a veces ni se les acerca en gravedad?

Son preguntas que no se hacen al aire, sino que se han hecho donde tocaban y las respuestas son siempre de tirar balones fuera.

Como pensamiento os dejamos lo siguiente, si tu horario de caja es distinto al oficial porque de viva voz has recibido esa orden y, por casualidades de la vida, una reclamación llega a Auditoría, ¿quien crees que será el sancionado? ¿el qué cumple la orden o quien la expidió? Dejamos la pregunta, retórica por supuesto, para quien le interese.

PD La última moda es decir, que no escribir, que no abras la caja los jueves por la tarde...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.