miércoles, 25 de junio de 2014

MOTIVACIÓN FRENTE A PRESIONES, CARGAS DE TRABAJO

 Los compañeros de Bankia cada día venimos sufriendo las presiones derivadas de unos objetivos que entendemos que no en todos los casos nos llevarán a la rentabilidad, eficiencia y eficacia que desde la dirección se pretende.
     En las últimas fechas estamos recibiendo nuevos mensajes centrados en los productos a PYMES y en la mejora de calidad. Estos mensajes no llegan a la red o llegan muy distorsionados.
     Las personas que deben de estar para ayudarnos desde sus puestos de controller en las zonas, continúan con mensajes dirigidos a las prolongaciones de jornada y a la consecución de esta famosa sábana de objetivos y , de momento, no percibimos que nos ayuden a alcanzar nuestro objetivo más importante que es mejorar día a día nuestra cuenta de resultados.
     A estas presiones se suma el exceso de carga de trabajo (derivado de la deficiencia de plantilla, las vacaciones y bajas de larga duración que no se sustituyen) que vienen sufriendo las oficinas y que imposibilita la realización de numerosas tareas. Con esta situación ¿cómo se van a lograr los objetivos que nos vienen marcando, con mejoras de calidad y aumento de números de clientes?
     Este exceso de carga de trabajo se suple con prolongaciones de jornada, quitándonos tiempo para la conciliación familiar y nuestro tiempo libre. Esta situación se contradice con el compromiso adquirido en el código ético y de conducta de colaborar para conciliar de la mejor manera posible los compromisos laborales con las responsabilidades familiares y necesidades personales.
     Nuestro futuro depende de la rentabilidad obtenida, mejora de la calidad y aumento de clientes, para ello deberían haber realizado correctamente los estudios de cargas de trabajo que permitieran llegar con sentido común a la consecución de objetivos.
Los compañeros de la red, en muchos casos, se encuentran agotados tanto física como psíquicamente, haciéndose notorios los resultados de esta política de presión y todo ello nos debería servir para reflexionar y aportar soluciones. Machacar hasta que se tengan que cerrar oficinas por estar todos de baja, no es la solución.
     La bicefalia que vivimos no conduce a nada bueno, en los medios somos los mejores, nos vendemos como nadie, y se transmite calma e incluso agradecimiento y seguridad a la plantilla. Pero la otra cabeza, la que conforma las zonas intermedias de la organización, lo único que transmiten es miedo, presión, malos modos y algún expediente de vez en cuando.
                 DESDE SATE LES PEDIMOS SOLUCIONES Y NO PRESIONES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.