lunes, 10 de febrero de 2014

DIARIO DE UN RELEVISTA

Desde SATE, queremos haceros llegar la carta que hemos recibido de un relevista, y que compartimos plenamente. El compañero explica la situación que conoce de cerca, pero relevistas hay de origen de las distintas cajas que formaron Bankia, y su situación es la misma.
CARTA DEL RELEVISTA
Creo que es una obligación de conciencia, tanto en mi caso como en el de mis compañeros con contrato de relevo, el hacer una reflexión en estos momentos tan difíciles para nosotros. Nos vemos engrosando las listas de esa lacra del siglo XXI que es el desempleo y sin embargo nos sentimos orgullosos del trabajo que hemos realizado y los que están a nuestro alrededor valoran nuestra entrega dedicación y resultados, que absurda e injusta que es la vida.


Para la mayoría de nosotros, relevistas de Bancaja entrados en 2008, 2009 y unos pocos en 2010, era nuestro primer empleo, la recompensa a un esfuerzo de 3 a 5 años en la facultad y en el estamos dejando lo mejor de nosotros: nuestra implicación, dedicación plena, compromiso con los objetivos, lealtad y esfuerzo. Nuestra preparación no deja dudas hay compañeros relevistas en caja, en extensa, de gerentes, de subdirectores, …. Pero ahora todo el mundo se olvida de lo que nos decían nuestros directores y jefes de zona; vuestro esfuerzo y dedicación serán recompensados, vais a ser el futuro de esta Entidad.
El sistema financiero está sufriendo la mayor reconversión de su historia, nuestra empresa en dos EREs sucesivos ha reducido más de 10.000 puestos de trabajo, quedan voluntarios para dejar la entidad y no sobran personas en la red donde ya empieza a notarse muy justa de recursos humanos ante cualquier eventualidad e incluso en el funcionamiento normal sin problemas adicionales. Somos pocos formados y comprometidos, reflexionen por favor….
De nuestros cinco años de trabajo en la Entidad hemos vivido los tres peores de la banca en toda su historia. Hemos padecido ocupaciones de las oficinas por preferentistas, desahuciados de sus viviendas, accionistas que se sienten engañados y un largo etc.. Esta ha sido la traca final, pero desde el principio, hemos soportado la presión de vender mercado secundario, seguros, luego acciones y ahora que la empresa parece que comienza a despegar, a nosotros, la patada en el trasero.
Que triste, que irracional es el mercado de trabajo, que injustos los que lo manejan y que memoria tan sesgada y cortoplacista que tienen estos señores. Nadie dice nada de nuestra situación, ¿seremos relevistas de segunda división? A otros se les ofreció movilidad geográfica a cambio de hacerlos fijos. Reflexionen hagan balanza de nuestro paso por la Entidad, pregunten a su corazón y tengan un poco de eso que ahora va en tarros pequeños y se gasta como esencia, pero siempre ha sido fundamental, LA MORAL.
Nosotros daremos el callo hasta el final, nos llevamos el reconocimiento y amistad de muchos de nuestros compañeros, nos dolerá cuando hablen mal de ellos y de la Entidad y lo sentiremos como algo nuestro. Apelamos a esa Ética que tanto vende, al frasco de esencia de la moral, al corazón, al sentido de la justicia, a los números de nuestro trabajo, a nuestros informes y valoraciones, etc…
Solo me resta decir a todos y cada uno de los que formamos esta empresa, gracias por perder un minuto de vuestro tiempo, y recordar que siempre, siempre os consideraré mis compañeros. 

  FDO. UN RELEVISTA.

1 comentario:

  1. Tu llevas cerca de cinco años, yo trabajé treinta años y cuatro meses. Solo somos numeros.

    ResponderEliminar

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.