jueves, 21 de noviembre de 2013

PRECONCEDIDOS... CONTRADICCIONES... CONSECUENCIAS...

Dentro de la política comercial de Bankia, una de las muchísimas campañas (¿NO ES ESTO CAMPAÑITIS?) que tenemos en la actualidad corresponde a la formalización de préstamos preconcedidos.

Necesitamos mensajes claros y coherentes. ¿Cuál es la verdadera política de riesgos de la Entidad?


No entendemos cómo para la correcta formalización de una tarjeta revolving el contrato debe ser firmado por el cónyuge en el caso de solicitante casado en régimen de gananciales y en cambio, en el préstamo preconcedido en éstas mismas circunstancias no es necesario, siendo el titular del contrato únicamente la persona con el préstamo preconcedido con independencia de su estado civil y el régimen económico del matrimonio.

Cómo en cualquier operación de riesgos los problemas de este tipo de formalizaciones nace en el momento que debemos reclamar una deuda impagada.

¿Cómo podremos reclamar una deuda a un miembro de una sociedad de gananciales sin el conocimiento de la operación por parte del cónyuge? Si bien desde un punto de vista jurídico, no hay inconveniente en que una operación crediticia sea solicitada y concedida por uno solo de los cónyuges, aun cuando esté casado en régimen de gananciales, el problema de cara a la reclamación de la deuda puede suponer que no pueda reclamarse a la sociedad de gananciales puesto que el acto puede haberse formalizado en fraude de la sociedad y por lo tanto la ejecución deberá instarse sobre el patrimonio privativo del prestatario lo que podrá exigir la previa liquidación de la sociedad de gananciales.

La solución a este supuesto podría pasar por acudir al Notario para elevar a público el contrato e incorporar al otro cónyuge como prestatario, sin embargo os recordamos que es imprescindible que el documento firmado concuerde con lo previsto en el sistema y en estos casos no es posible operativamente incluir a un nuevo prestatario.

¿Cómo podemos cargar las cuotas de este tipo de préstamos en cuentas cuya titularidad corresponde a ambos cónyuges sin la autorización de aquél que no contrajo la deuda?. Lo correcto sería que el préstamo quedase domiciliado en una cuenta del prestatario, por lo que si se ha domiciliado en una cuenta del matrimonio, lo correcto es que se realice una domiciliación del mismo y con consentimiento del prestatario, a una cuenta en la que figure este como único titular.

En definitiva, el sistema operativo debería ser coherente con la política de riesgos marcada por la Entidad. Recordamos a los compañeros que no sucumban a la presión y que utilicen el criterio y el rigor a la hora de conceder el riesgo porque no hacerlo SI es imputable.

Además y una vez más reclamamos que el sistema ayude. Como en otro tipo de operaciones debemos completar dos plantillas más manualmente. Una de ellas corresponde con el documento INE (Información Normalizada Europea), que debe firmar el cliente en el momento de informarle sobre el producto. El segundo corresponde con la Autorización de consulta CIRBE cuya firma debemos recoger cuando no se cumplan alguno de éstos dos requisitos:

  • Existencia de una operación de Riesgo vigente
  • Verificación de cláusula LOPD de Bankia firmada

SATE - Bankia, las soluciones cerca de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.