martes, 25 de junio de 2013

Intervención JGA Bankia

Buenas tardes Señoras y Señores, les hablo en representación de 132.111.- acciones de las más de un millón que nos han delegado trabajadores y clientes para que se oiga la voz del Sindicato Autónomo de Trabajadores, SATE en esta Junta General de Accionistas.

LOS EMPLEADOS DE LAS CAJAS NO

SOMOS LOS RESPONSABLES.


Cuando una construcción se cae por utilizar materiales de baja calidad, ¿la culpa es de los obreros? ¡A que no!

Cuando una tienda se hunde porque se queda obsoleta. ¿A que es culpa de los dependientes? ¡Pues pensamos que no!.

Lo mismo sucede con los empleados de las Cajas: ¿son ellos los responsables de los productos que diseñaron sus Directores Generales, aprobaron sus consejos y dieron el placet para comercializarlos el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores?. ¡Pues tampoco pensamos que tengan ninguna culpa!.

Ahora bien es más fácil hacer responsable al más débil y diluir la responsabilidad de una quita institucional de proporciones mayores que la de Chipre, quitándoles el dinero a los más débiles preferentistas e inversores en deuda subordinada. De no haberse realizado esta quita se hubiera necesitado utilizar una mayor parte de los 100.000.- millones de euros de ayuda a la Banca, pero no hubiera sido distinto de lo que se realizó con la banca Alemana, Francesa, Belga o de otros países Europeos. En un pasado reciente la culpa siempre la tenia la famosa “conspiración judeo-masonica-comunista” y en esta década le toca asumir toda la responsabilidad a las “Cajas de Ahorros”. Más de cien años de historia y una gran labor social, liquidadas por la avaricia desmedida de los políticos de turno y de los pseudo banqueros que aterrizaron de otros sectores, como si de expertos se tratara y de verdad que lo eran, expertos en otras materias: sobre todo en como forrarse a nuestra costa.

En esta España que nos ha tocado vivir, las cosas pasan por el devenir del tiempo y de los acontecimientos, nadie es responsable de nada: unos ven brotes verdes y los otros ahora síntomas de mejoría. La responsabilidad siempre es de algún fallecido reciente o de alguien que pasaba por allí. Llegando a casos Kafkianos en los que el fiscal solicita anular la entrada en prisión de uno de los responsables de una de las Cajas de Ahorro.

Los ciudadanos no podemos quedarnos paralizados, conformados con nuestra desgracia, tenemos que conseguir que esto cambie y el primer paso es depurar responsabilidades. En primer lugar en las Cajas, pero sin olvidar la responsabilidad del regulador: la CNMV y el Banco de España.

Desde SATE estamos personados en la demanda de UPyD por medio de la Confederación Intersindical de Cajas, así como en la demanda presentada contra los administradores de la antigua Caja Segovia y no descartamos seguir ampliando esta vía.

A nosotros nos encanta la gente que lucha por lo que cree, que busca la justicia, que es reivindicativa, pensamos que son cualidades que honran al ser humano. Pero desde esa consideración y respeto que les tenemos señores y señoras accionistas queremos resaltar cual es nuestra situación como empleados:

  • Estamos afectados económicamente porque nosotros y nuestros familiares tienen preferentes, subordinadas y acciones
  • La plantilla se reduce a marchas forzadas, con un buen número de despidos forzosos, y después del verano seremos 9.000 menos que a principios de 2011. 
  • Con un importante incremento de los despidos procedentes, de momento, por Auditorias. Lamentablemente el rasero con el que miden al de abajo nada tiene que ver con el que se emplea para los de arriba, si no estaríamos prácticamente descabezados.
  • Las oficinas, ustedes las ven y son los que lo padecen, con una clara falta de personal y con una presión de reportar todos los días cumplimiento de objetivos que acabara con la salud de la mitad de los compañeros.

Después de este panorama solo me falta decirles que nos gustaría volver a ser lo que éramos, orgullosos de nuestro trabajo, de nuestra empresa, recuperar el aprecio de la sociedad, volver a ser amigo de nuestros amigos, salir a la calle con la cara bien alta sin tener que esconderse de nadie, recuperar el orgullo y la dignidad perdida.

Y a los responsables de la entidad que les perdone Dios, que nosotros no podemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.