viernes, 24 de mayo de 2013

Tú eres lo más importante

Últimamente y por desgracia, estamos detectando un elevado número de expedientes motivados por distintas causas.

Todos sabemos que es lo que no debemos hacer, pero a veces ignoramos que estamos en una nueva entidad, con una filosofía y unas normas distintas con respecto a nuestras anteriores cajas de origen, que nos llevan a expedientes que en ocasiones acaban en despido.

Por tanto, la recomendación más importante que os transmitimos es trabajar siempre conforme a las normas y a los procedimientos estipulados.

En caso de duda, es mejor actuar del modo más conservador posible y si desconocemos la norma que se debe aplicar en un caso concreto o las consecuencias de que va a generar, es mejor preguntar primero antes de actuar.

Debemos ser conscientes de que por no cumplir objetivos no nos van a despedir, pero cubrir objetivos mediante acciones dudosas puede acabar con nuestro empleo.

También hay que tener presente que cuando un superior nos induce a actuar de forma errónea, en caso de expediente va a negar tal evidencia. “¿Cómo voy a haber dicho esto?, ¡Me entendería mal!, ¿Eso?, en mi zona es imposibe…” y otras lindezas como estas que nos dejarán totalmente desamparados ante el expediente.

Por otra parte, actuaciones que en nuestra caja de origen eran normales, ahora pueden ser consideradas como faltas. Solo hay que actuar con sentido común y ante cualquier duda no seguir adelante. El llevar cierto tiempo trabajando en la entidad, sin mancha alguna en tu expediente, el haber hecho alguna irregularidad buscando el beneficio para la Entidad sin haberse lucrado el empleado, haber seguido instrucciones verbales de un superior, etc… no son argumentos concluyentes para que puedan influir en la toma de decisión del expediente.

La apertura de un expediente generalmente viene por dos sitios:
  • Queja de un cliente.
  • Detección de una irregularidad por parte de una auditoría, tanto presencial como a distancia.

En cualquier caso el primer paso que debéis dar es contactar con SATE, donde os daremos una serie de recomendaciones y os pondremos en contacto con nuestro servicio jurídico desde el primer momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.