miércoles, 9 de enero de 2013

Si una persona comete un delito, ¿nos parecería justo que pagara por ello su vecino, su sobrino, su compañero de padel….?

¿A que nos parece absurdo?… pues, si un DIRECTIVO Y RESPONSABLE de una empresa QUE NO ES SUYA, la gestiona inadecuadamente, dando lugar a un quebranto para la propia empresa, ¿quién debe pagar por ello?
… ¿Los clientes?, … ¿los proveedores?, …¿los trabajadores?

Pues al parecer SI, todos ellos… ¡MENOS LOS DIRECTIVOS!, muchos de los cuales hoy en día están fuera de la empresa que dirigían.

Directivos que llamaban “caraduras” a aquéllos que no colocaban preferentes u obligaciones, que truncaban la carrera de quienes no veían claro financiar al 100 % o más la compra de una vivienda a un contratado temporal de la construcción…

Esos directivos que han cobrado sueldos elevados, variables millonarias y, algunos de ellos, despidos millonarios.

Muchos de ellos hoy no están aquí. No les afecta lo que está ocurriendo en Bankia en estos momentos, a nosotros SI, a los trabajadores de Bankia nos afecta todo: Somos clientes, tenemos acciones, algunos preferentes, además hemos dado la cara por la Entidad ante nuestros familiares y mejores clientes y, además…. SOMOS TRABAJADORES.



SOMOS LOS QUE SIEMPRE HEMOS ESTADO AQUÍ.

Los que antes nos dirigían, ahora ya no nos dirigen.
Los que ahora nos dirigen, no estaban antes.
Ni unos ni otros están sufriendo las consecuencias de esta situación.
Nosotros SI.

Por eso, los trabajadores decimos NO a un plan estratégico hecho por quienes no estaban contra los que sí estábamos, y no negociado con quienes vamos a ser los que, al parecer, paguen los platos rotos.

Un plan estratégico innegociable, donde tras reuniones el 29/11, 30/11, 4/12, 11/12, 17/12 y 27/12, la única propuesta que hemos escuchado es que sobramos 6.000 personas y 1.100 oficinas.
Reuniones en las que hemos solicitado el Mou, y no nos lo han dado.
Reuniones en las que hemos solicitado los criterios de rentabilidad por oficina, y no nos lo han dado.
Reuniones en las que hemos pedido el reparto geográfico de los cierres, y no nos lo han dado.
Reuniones en las que no se ha avanzado porque no se puede avanzar cuando uno no se mueve de sus posiciones tras 6 reuniones, haciendo oídos sordos a todas nuestras sugerencias.

Por eso, desde SATE, ante lo desproporcionado de las medidas que se quieren aplicar, queremos plasmar nuestro compromiso con todos los trabajadores:
1- Que se nos respete con la dignidad que nos merecemos, y que hasta ahora da la impresión que se le ha olvidado a más de uno.
2- Renovar el espíritu que siempre nos ha guiado en anteriores negociaciones, en las que se ha podido llegar a soluciones no traumáticas en su inmensa mayoría, como la reciente negociación, hace ahora dos años, por la que 4.000 personas abandonaron la entidad, mayoritariamente vía prejubilaciones y bajas incentivadas, conjugando las necesidades y voluntades de todas las partes.
3- Conminar a la empresa a que dilate al máximo las medidas que inevitablemente haya que tomar, extendiendo a tres o incluso a 5 años todas las que sean posible, no tiene sentido cerrar en 2013 oficinas que están dando beneficios, pudiendo hacerlo en 2015.

A que, si al final hay compañeros que se tienen que ir, no sean tratados como meros números, sino como responsables de familias que tienen el mismo derecho, o más, que aquéllos que abandonaron la Entidad hace pocos meses, sin que hayan tenido que pagar por ello.

En concreto, defendemos que se permita la dación en pago de su vivienda, la posibilidad de continuar con las operaciones crediticias a interés 0, o como mucho al mismo interés que tenían como empleados, ya que no abandonan la entidad por su propia voluntad, y a que se complemente debidamente su previsión social para perjudicar lo menos posible su merecida pensión el día de mañana, sobre todo en aquellos casos de compañeros de 50 o más años.

A que, para los que se queden, se arbitren soluciones temporales, que estamos dispuestos a que sean duras siempre que faciliten que otros compañeros no abandonen la entidad, y en todo caso proporcionadas A LA RESPONSABILIDAD DE CADA UNO EN LA ACTUAL SITUACION DE LA ENTIDAD.

En este sentido, os recordamos que SATE, a través de CIC, confederación de sindicatos independientes de varias Cajas de Ahorro de España, está personada en la causa contra los antiguos directivos de la Entidad, en tanto en cuanto puedan haber sido responsables de parte de la situación crítica que atraviesa nuestra Entidad, y en concreto con la responsabilidad subsidiaria que les pueda corresponder a nivel económico.

Nos decían que no se nos paga para pensar….

Ahora directamente nos están diciendo que no nos pagan.

Es el momento de decir NO.

Por ello, os animamos a que apoyéis las convocatorias que se van a realizar en los próximos días, para manifestar nuestro descontento, nuestro rechazo, y nuestra indignación, en el fondo y en las formas, a las medidas que nos quieren imponer.

Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.