jueves, 4 de octubre de 2012

Nadie ataba los perros con longanizas

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, parece ser que a la vista de todos, somos culpables de los males que afectan a la economía tanto española, como europea e incluso mundial. La culpa como siempre primero es de Bankia, y luego de España.

Si analizamos la evolución de la crisis financiera que estalló en EEUU en 2007, ésta provocó que algunos gobiernos europeos tuvieran que acudir al rescate de sus principales entidades bancarias.

En octubre de 2008, el Parlamento alemán aprobó un paquete de casi MEDIO BILLÓN DE EUROS. Se trataba de salvar a sus bancos. Igual que España hoy. Se parecía al rescate español en que era un rescate a la banca solamente. La diferencia era que aquel paquete pasó por el Parlamento mientras el español por ahora no.

El primer banco en pedir ayuda fue el BayernLB. Siguieron Commerzbank, HSH Nordbank, Hypo Real Estate… ¿Y qué les había pasado a estos bancos para estar tan mal? Lo mismo que en América: Bonos de baja calidad, titulaciones hipotecarias falseando datos, coberturas de riesgo especulativas, (CDS), etc.

Como los Bancos españoles no tenían gran cantidad de esos productos, se pensó que la banca española no estaba contaminada. Pero nuestra basura residía en miles de pisos, casas y solares que se habían adquirido a precios siderales, y cuyos propietarios no los pueden pagar, y eso es lo que se ha destapado ahora.

En el caso de HypoVereinsbank, su filial inmobiliaria llamada Hypo Real Estate estaba en números rojos. Y al igual queBankia, el gobierno acabó tomando el control de la empresa a través del Sonderfonds Finanzmarktstabilisierung (Soffin), el equivalente del FROB español.

El problema de la banca alemana en esos momentos era el mismo que ahora en la banca española, y al igual que en España, se hizo necesario que se crease el ‘banco malo’ con los activos dudosos.

Soffin obtenía dinero en los mercados financieros, y lo inyectaba en las instituciones enfermas a través de capital, es decir, convirtiéndose en accionista: nacionalizándolas. Igual que ahora se pretende hacer con Bankia.

En resumen, Alemania puso en marcha en 2008 un plan de rescate que ha permitido a sus instituciones financieras salvarse de la terrible crisis. Holanda puso a disposición de sus bancos 20.000 MM€.

Estas son algunas de las intervenciones de bancos europeos durante 2008:

REINO UNIDO: Northern Rock. (nacionalización) Bradford & Bingley (nacionalización) Halifax Bank of Scotland (HBOS). (intervención) DINAMARCA: Roskilde Bank. (intervenido y adqurido a los 2 meses) BENELUX: Fortis. (nacionalización) ALEMANIA: Hypo Real Estate (35.000 MM€) y (50.000MM€) ISLANDIA. Glitnir(control total) Landsbanki (nacionalización) Kaupthing (nacionalización) BÉLGICA, FRANCIA Y LUXEMBURGO:. Dexia. (6.400 MM€) y 4.500 MM€) SUIZA: UBS(60.000 MM€) HOLANDA: ING, (10.000MM€)BÉLGICA: KBC, (3.500 MM€)

Los empleados, a pesar de no saber a donde vamos, estamos luchando contra todos los elementos adversos tanto internos como externos, que poco a poco han destruido la imagen de una marca y han provocado la pérdida de confianza en nosotros.

Estamos más que nunca con la espada de Damocles volando sobre nuestras cabezas. Una inmensa mayoría de empleados tenemos más de veinte años de antigüedad y queremos seguir veinte años más.

Mientras otras entidades bancarias se regocijan de nuestra situación (pérdida total de credibilidad hacia el empleado y hacia Bankia), y encima son capaces de vender en prensa sus enganchones diciendo que, alguien que compro 5.000€ y recupera 2.300€, solo ha perdido un 30% de su inversión inicial. Posiblemente nuestros clientes de preferentes, con este tipo de cálculo propagandístico, no han perdido nada o han perdido un porcentaje ridículo.

¿Por qué nadie ha defendido que Bankia, porcentualmente, es la entidad que menos ayudas va a recibir?

Recibiremos en el peor de los escenarios 24.000MM, teniendo más de 300.000MM de activos (8%), a Cataluna Caixa con 77.000MM, se le dan 7.800 (más del 10%) y a Novagalicia Banco con 75.773MM, 6.400 (cerca del 9%), y salen en prensa un 90% menos de lo que salimos nosotros.

Aquí todos nos tenemos que poner las pilas, pero todos pilas de marca, no unos de marca y otros de las tiendas de “todo a100”. Es incomprensible que una noticia que aparece hoy en una publicación especializada en economía, diga que “El Estado podría sacar de bolsa a Bankia” y nosotros, los empleados, no sepamos que contestar a nuestros clientes.

Además de esto, echamos de menos que, aparte de recibir por escrito estímulos de ánimo, se realicen actuaciones que, en la medida de lo posible, palien la mala imagen mediática con la que poco a poco nos han ido machacando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.