jueves, 4 de octubre de 2012

Nadie ataba los perros con longanizas

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, parece ser que a la vista de todos, somos culpables de los males que afectan a la economía tanto española, como europea e incluso mundial. La culpa como siempre primero es de Bankia, y luego de España.

Si analizamos la evolución de la crisis financiera que estalló en EEUU en 2007, ésta provocó que algunos gobiernos europeos tuvieran que acudir al rescate de sus principales entidades bancarias.

En octubre de 2008, el Parlamento alemán aprobó un paquete de casi MEDIO BILLÓN DE EUROS. Se trataba de salvar a sus bancos. Igual que España hoy. Se parecía al rescate español en que era un rescate a la banca solamente. La diferencia era que aquel paquete pasó por el Parlamento mientras el español por ahora no.