jueves, 8 de marzo de 2012

8 DE MARZO Y 364 DÍAS MÁS



Hoy, 8 de marzo, se rinde homenaje a las  mujeres trabajadoras. 


Muchos estudios y expertos aseguran que la situación ha mejorado, pero que todavía vivimos en un mundo en el que abundan las discriminaciones, teñidas de machismo,  sobre todo en el mundo laboral. 

El nacimiento del Día Internacional de la mujer trabajadora no radica en un acontecimiento aislado, aunque existen diferentes versiones. La más conocida es la del incendio ocurrido en una fábrica textil de  Nueva York en 1857, en el que habían muerto unas obreras mientras protagonizaban una huelga. Los hechos históricos que más se relacionan con la demanda de derechos de la mujer como tal, acontecen próximos a la Primera Guerra Mundial y a la Revolución Rusa, hechos como la lucha por el sufragio femenino, los combates entre socialistas y feministas, y el auge del sindicalismo femenino durante las primeras décadas del siglo XX. 

También existen diferentes versiones acerca del nombre con que se ha designado a esta celebración. En 1975 la ONU reconoció el 8 de marzo como el Día Internacional de la mujer, pero también se conoce más concretamente  como el Día de la mujer trabajadora. 

Lo importante de esta fecha es que surge para hacer propaganda a favor del sufragio femenino y para defender los derechos laborales de las trabajadoras. El movimiento feminista fue el movimiento social más importante del siglo XX. 

No se trata de una celebración, sino de una conmemoración centrada en la lucha de la mujer por sus derechos y libertades, por su participación en pie de igualdad con el hombre  en  la  sociedad,  y  en  su  desarrollo  integro  como persona. 

Desde SATE queremos reconocer el esfuerzo y compromiso de todas las mujeres, que cada día luchan por alcanzar esas condiciones y proclamar y difundir el papel de la mujer trabajadora. 

La crisis económica hace más vulnerables a las mujeres

En el ámbito laboral, la situación de las mujeres españolas respecto a las del resto de Europa continúa siendo de inferioridad. Hombres y mujeres están igual de expuestos ante la crisis, aunque las tasas de desempleo (23,32% de las mujeres frente al 22,46% de los hombres) evidencian que las primeras siguen siendo más vulnerables. Los informes que indican que las empresas lideradas por mujeres han sorteado mejor la crisis y han cerrado menos en proporción a las dirigidas por hombres. Aún así, con crisis o sin ella, las mujeres no han accedido a los puestos de máxima responsabilidad, una situación que parecía inminente debido al desarrollo natural de la formación de muchas mujeres y su experiencia laboral. 

Los estereotipos están condicionando los procesos de selección, en la medida que los puestos de mayor importancia o jerarquía en la organización son ocupados por hombres, porque tradicionalmente se ha pensado que las características asociadas al puesto de trabajo son propias de su sexo. La crisis favorecerá aún más esta forma de pensar, debido a la existencia de muchos candidatos para pocos puestos de trabajo 

La pensión media de la Seguridad Social que perciben las mujeres es un 40% inferior a los hombres. Las tareas domésticas y el cuidado de niños y familiares con alguna dependencia están casi exclusivamente en manos de las mujeres de la casa. 

El acoso sexual es un acto de discriminación laboral que ha sufrido el 18% de las españolas. 
El 51% asegura trabajar en un medio laboral hostil y sexista. 

A pesar de todas estas desigualdades, las mujeres occidentales viven  comparativamente mucho mejor que las mujeres de países pobres o en vías de desarrollo. 

La Mujer en Bankia. 

Cada vez la presencia de la mujer en Bankia es más fuerte. Si en el año 2005 la proporción de mujeres rondaba el 38% y en 2008 el 43%, hoy en 2012 es del 49,5%, aunque su presencia  en puestos directivos, ni de lejos llega a estos porcentajes, y  en los puestos de más responsabilidad, disminuye drásticamente. 

Si apostamos por el futuro, en una nueva empresa que intenta ser líder en un mundo financiero especialmente competitivo, la cultura de la igualdad en el seno de la empresa es fundamental, y más allá de los porcentajes, debe de ser un valor empresarial impulsado y fomentado por la Dirección de forma que se extienda en cascada por todo el Banco y se aproveche la oportunidad que nos han ofrecido las prejubilaciones y bajas incentivadas, (muchas de ellas de personal directivo) para favorecer una política de igualdad de oportunidades.  

En resumen, en  SATE nos parece bien que se señale un día de la mujer, las manifestaciones reivindicativas, etc., etc., pero si los otros 364 días se nos olvida que el problema existe, no sirve de nada. 

SATE las soluciones cerca de ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.