miércoles, 25 de enero de 2012

La suerte nos la han echado ya


La maquinaria propagandística de los sindicatos de clase se ha puesto en marcha para intentar vendernos a modo de “seguro” un posible escenario de convenio, en el que los que pierden, y en ello va implícito hasta el propio empleo, son los trabajadores.

El pasado día 23 por la tarde, manteníamos una reunión con la ACARL  para intentar acercarnos dentro del marco de nuestras reivindicaciones, que no son otras que LA GARANTIA EN EL EMPLEO a través de nuestra cláusula de garantía y NO A LA MOVILIDAD GEOGRAFICA. Ya en reuniones anteriores habíamos trasladado a la ACARL, que la revisión salarial no era para nosotros prioritaria, si de una forma u otra se garantizaba el empleo.



ACARL nos trasladó, casi al final de la reunión el esquema de lo que puede ser un mal convenio y la cláusula que estarían dispuestos a aceptar como garantía de empleo, nuestra principal reivindicación y que os trasladamos:

“Las partes asumen el compromiso de promover, en el ámbito de las entidades incluidas en el ámbito del presente convenio, la negociación de medidas alternativas a la extinción de contratos, con el fin de mejorar la competitividad y productividad en las empresas del sector, así como salvaguardar en la medida de lo posible el empleo en el mismo sector. Para ello, se recomienda a las partes, en los procesos de restructuración que puedan acometerse en el ámbito de las empresas, la utilización preferente de medidas de flexibilidad interna tales como la movilidad funcional y geográfica, la modificación de condiciones de trabajo, la reducción de jornada y la suspensión de contratos de trabajo.


Para conseguir los objetivos enunciados en el párrafo anterior, antes de acudir a los procedimientos legales previstos en los artículos 40, 41, 47 y 51 del Estatuto de los Trabajadores, las empresas abrirán un proceso previo y limitado en el tiempo de diálogo con las representaciones de los trabajadores para buscar las fórmulas que permitan minimizar el impacto de cualquier proceso de restructuración en el volumen de empleo. 
Tanto en los procesos de integración como en los de restructuración de entidades ambas partes se comprometen a negociar de buena fe.

Esta es la cláusula literal, no hemos querido engañar a nadie publicando algo parcial y que propagandísticamente pueda llamar la atención. Esta cláusula no obliga a nada y menos jurídicamente hablando, por eso desde CIC no la hemos aceptado.

Lo que otros llaman “Gobierno del Convenio”, comisión paritaria y la creación de un observatorio sectorial, parece pesar en el lado de la balanza de los beneficios que no son trasladados a los trabajadores. Para CIC es irrelevante, prescindible debéis saber que esto que suena también, está dotado con cantidades económicas y con liberados sindicales.

EVITA QUE LA FIRMA DE ESTE CONVENIO TE LA VENDAN POR RESPONSABILIDAD Y DILES A LOS QUE LO FIRMEN QUE DEBEN REPASAR CUAL ES SU RESPONSABILIDAD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.