miércoles, 16 de noviembre de 2011

LA ACARL CONTINUA CON SU INASUMIBLE PROPUESTA


Lejos de retirar ACARL su propuesta como solicitamos la totalidad de la representación sindical en la reunión del pasado 7 de octubre, la Patronal sigue con sus mismas pretensiones, en una escenificación enfocada más a desmontar la posible movilización propuesta por CIC del 15N a todos sindicatos de la mesa, que a aportar soluciones eficaces para continuar con la negociación.



Así, la ACARL abrió la espita de la duración del convenio, a cambio de un todavía mayor endurecimiento de las condiciones salariales como contrapartida. La patronal, además de mantener la congelación total (incluida la no meritación de trienios y los ascensos por antigüedad) para los años 2011 y 2012, nos sorprendió con la introducción de una nueva variable para vincular el incremento de nuestros salarios para los ejercicios 2013 y 2014, como es el que el PIB alcance un  determinado porcentaje de incremento. La
finalidad: llegar a una congelación salarial y profesional durante toda la vigencia del convenio.

Por eso, no entendemos la euforia de algunos sindicatos al declarar que “se reanuda la negociación del convenio colectivo”, cuando la patronal se niega a negociar y se limita a endurecer sus posiciones iniciales.
CONVENIO SI, PERO NO A CUALQUIER PRECIO.

Desde CIC podríamos compartir la opinión de  los otros tres sindicatos que, de forma conjunta, comunicaron que  “es necesario tener Convenio como elemento fundamental para llevar a cabo una reestructuración ordenada del sector, que no ha hecho más que empezar”.  Pero desde CIC consideramos el convenio como un medio para proteger a los trabajadores, nunca como un objetivo en si mismo, y por tanto  firmando cualquier convenio que nos presenten.

Para CIC el mantenimiento en el empleo es innegociable, y eso incluye que la movilidad no se toca, porque es una forma de despido encubierta. Tan solo recordar a la ACARL que en uno de los procesos de fusión, la Dirección de una Caja ya a llegado a aceptar la siguiente cláusula:  “la representación empresarial se compromete a no adoptar de manera unilateral medidas laborales basadas en la aplicación de los artículos 40, 41, 51 y 52.c) del Estatuto de los Trabajadores  que deriven directamente del proceso de integración de las plantillas, durante el período de negociación,”.  Este texto no está muy lejos de la propuesta de CIC por lo que invitamos a la ACARL a seguir trabajando con CIC en aras a incluir en el convenio un compromiso de mantenimiento del empleo.

La inclusión de esta cláusula y una duración del convenio de cuatro años, darían tranquilidad a las plantillas y procurarían  al sector un marco estable de negociación para las posibles fusiones, concentraciones etc., en estos años que aun quedan de crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.