jueves, 29 de septiembre de 2011

Titulares de hoy



Bankia entrará a formar parte del Russell Global Index... ¿atraerá así a los fondos mutuos?

JLH/Nueva York

29/09/2011 - 4:30

El Russell Global Index planea añadir un total de 90 compañías estrenadas recientemente sobre el parqué a sus distintos índices.

Entre ellas, destaca Bankia, la mayor salida a bolsa a nivel global de los últimos meses, según recoge la agencia Dow Jones. Este hecho podría producir diversos cambios en las carteras de distintos gestores de fondos que intentan reflejar la evolución de este tipo de índices en sus portafolios.



De hecho, como explica Steve Wood, estratega de mercado de Russell Investments, cuando índices de la categoría del Rusell realizan cambios ?suele generarse? bastante actividad en las carteras de muchos fondos de inversión. Entre las compañías europeas que pasarán a formar parte de los nuevos valores que conforman la familia de Rusell Global Indexes están, además de Bankia, la compañía de lujo Prada o la británica Vallares.

El banco español, además, estará acompañado por otras compañías estadounidenses que acaban de salir a bolsa como Pandora, Zillow o Dunkin Brands Group.

Sin embargo, a este lado del Atlántico, se pone en duda la rentabilidad de invertir en bancos españoles, especialmente en Bankia y Banca Cívica, las dos OPV del año en nuestro país. Según recoge la CNN ambos valores españoles, que salieron al mercado para recaudar capital, se han visto forzados a enfrentarse a unas condiciones de mercado difíciles.

?Las acciones de Bankia operan un 3 por ciento por debajo de sus precio de salida, mientras que las de Banca Cívica cotizan un 21 por ciento por debajo de su valor?, afirmaba la web de CNN.

"Estamos en un período muy difícil", dijo el pasado martes durante una mediática presentación Kathy Shelton Smith, fundadora de la consultora Renaissance Capital, quien agregó que el 71% de las empresas que ha salido a bolsa este año cotizan por debajo de su precio de salida a bolsa.

Bankia apuesta por la fidelidad del cliente al suprimir comisiones en un entorno de deterioro de márgenes

Jóvenes, pensionistas, accionistas de la entidad y los que domicilien la nómina no pagarán por la operativa bancaria habitual

Ángel Guzmán.– Cuando prácticamente todas las entidades financieras están enfrascadas en las crecientes variantes de la guerra del pasivo y pendientes del proceso de concentración, especialmente de quién se va a quedar con la alicantina Caja de Ahorros del Mediterráneo, Bankia sorprende con un plan de supresión de comisiones que beneficiará a dos de cada tres clientes de la entidad del Banco Financiero y de Ahorros. El banco al que se ha traspasado el negocio financiero de las cajas implicadas (Madrid, Bancaja, Insular de Canarias, Ávila, Segovia, Laietana y Rioja), ha puesto en marcha el plan "Sin Comisiones" para más de siete millones de clientes particulares que ya no pagaban por sus cuentas y por sus tarjetas. De esta forma, Bankia "se afianza como una de las entidades financieras españolas más competitivas en la exención de comisiones, ya que sitúa su libro de tarifas en la parte baja del mercado", señalan en la entidad.

Con esta medida, que tiene carácter indefinido, jóvenes, pensionistas, accionistas de Bankia y aquellos clientes que domicilien su nómina en la entidad no pagarán comisión alguna por las operaciones bancarias más comunes: transferencias, mantenimiento de cuenta y cuotas de la tarjeta de débito.

Bankia se suma así a una estrategia que puso en marcha el Santander hace cinco años, con la campaña "Queremos ser tu banco", y que fue replicada, con diferentes matices, por otras entidades financieras desde entonces. Pero la gran diferencia es que Bankia profundiza en esta política de no cobrar comisiones para captar más clientes y, sobre todo, para incrementar significativamente las operaciones y la vinculación de éstos en un entorno de deterioro de márgenes y de escaso negocio, por la crisis y por la contracción del crédito y del consumo. Hace cinco años, cuando el Santander lanzó "Queremos ser tu banco", nadie hablaba de crisis, el crédito iba como un tiro empujado por la demanda de financiación de viviendas, y se hacían muchas más operaciones financieras.

En este sentido, Bankia se la juega. Porque la rentabilidad de la operación va a depender de que muchos más clientes domicilien la nómina, hagan más operaciones y contraten más productos y servicios en la entidad. Claro que quien no se arriesga, no llega al éxito. Cuando el Santander lanzó "Queremos ser tu banco", voces agoreras insistían en que no iba a durar mucho tiempo esa estrategia de supresión de comisiones. Y ya lleva cinco años, con el añadido de que esa política se ha ido extendido a un mayor número de clientes, sin necesidad de que éstos hayan tenido que solicitarlo.

En cualquier caso, esa estrategia no es nueva en Bankia. Nada más nacer, se estableció la exención de comisiones a la hora de sacar dinero en los más de 7.000 cajeros automáticos que conforman la red de las siete entidades integrantes del grupo, y que es la segunda más amplia de España.

Bankia no se conforma con suprimir comisiones por la operativa bancaria más habitual a jóvenes, pensionistas, accionistas y aquellos clientes que domicilien su nómina en la entidad. También se eliminan las comisiones por ingresar cheques en cuenta y, en el caso de las transferencias, para aquellas operaciones que sean nacionales a través de cajeros automáticos, Internet o teléfono, así como la cuota por emisión o renovación de la tarjeta de débito asociada a su cuenta. Adicionalmente, para aquellos clientes que tengan domiciliada su pensión en Bankia también serán gratuitas las transferencias realizadas desde las oficinas.

En Bankia calculan que esa estrategia "beneficia a dos de cada tres clientes de la entidad". Y señalan que "en el futuro, se espera que aumente el número de beneficiarios, ya que la campaña busca incrementar la vinculación de los clientes con la entidad".

El plan supone que no se cobrará comisiones por mantenimiento y administración de la cuenta de abono de nómina o pensión, de la cuenta vinculada a la cuenta de valores o su cuenta infantil o joven. Tampoco, por la apertura, emisión, tenencia o renovación de una tarjeta de debido asociada a esa cuenta. Bankia no cobrará comisiones por el ingreso de cheques en euros en la cuenta. Ni por las transferencias nacionales y a Estados miembros de la Unión Europea hasta 50.000 euros y emitidas desde la cuenta a través de cajeros, Internet o teléfono. Los clientes con pensión domiciliada podrán ordenar transferencias desde la sucursal sin pagar comisión alguna.

Además, aunque un cliente no esté dentro del colectivo beneficiado por el Sin Comisiones tampoco pagará comisión por mantenimiento en cuentas o libretas si se tiene un saldo medio superior a los 2.000 euros, dado que los saldos inferiores sin domiciliación de nómina son cuentas prácticamente inoperativas. Por otro lado, la cuota de la tarjeta de crédito será gratuita si se rebasan los 4.000 euros anuales de compra.

Para beneficiarse de este programa, el cliente no tiene que comunicar ni realizar gestión alguna con la entidad. La exención es automática en las cuentas de aquellos clientes que cumplan las condiciones establecidas y no requiere confirmación ni cumplimentar ningún documento.



Isabel Rubio asume la gerencia de la Fundación Bancaja

28.09.2011 Valencia Agencias

La entidad encargada de la Obra Social de Bancaja ha anunciado el relevo de Miguel Ángel Utrillas, uno de los históricos de la caja de ahorros ahora integrada en Bankia.

El Patronato de la Fundación Bancaja ha nombrado gerente a Isabel Rubio, quien toma el relevo a Miguel Ángel Utrillas, que deja la dirección por jubilación, tras 41 años en el Grupo Bancaja y los últimos 16 como gerente de la institución gestora de la Obra Social de Bancaja, según ha informado la entidad en un comunicado.

Isabel Rubio se incorporó a Bancaja en el año 2004 como directora de Responsabilidad Social Corporativa de la entidad. Rubio asume la gerencia de la Fundación Bancaja, desde la que mantendrá la actual estrategia de gestión, para "consolidar el arraigo y repercusión de la Obra Social de Bancaja en la Comunidad Valenciana con su permanente adaptación a las circunstancias económicas y sociales de cada momento".



Banco de Valencia sustituirá a su consejero delegado ante los malos resultados

Domingo Parra dejara su cargo previsiblemente tras el consejo de administración de finales de octubre

29.09.11 - 00:55 -

JULIÁN LARRAZ jlarraz@lasprovincias.es | VALENCIA.

Parra ha sido el único consejero delegado desde que Bancaja entró en el banco

Desde el sector financiero se apunta como posible sustituto a Aurelio Izquierdo

Banco de Valencia sustituirá en breve a Domingo Parra, consejero delegado de la entidad desde 1994. Este movimiento será el primero que realizará Bankia desde que Bancaja le traspasara su participación de más del 39% en la entidad con sede en la calle Pintor Sorolla. El objetivo de Banco de Valencia es que el relevo se realice a la mayor velocidad posible aunque el anuncio oficial se podría retrasar hasta finales de octubre, momento en el que esta previsto que se celebre el consejo de administración.

Hasta la fecha, tanto Rodrigo Rato, presidente de Bankia, como José Luis Olivas, responsable de las participadas y presidente de Banco de Valencia, han mantenido que no entra en sus planes vender las acciones de la entidad valenciana aunque sí que se ha planteado ya un cambio de rumbo en la forma de dirigirlo debido a los malos resultados obtenidos recientemente.

Domingo Parra, actual consejero delegado de Banco de Valencia y que en los próximos fechas abandonará su cargo, llegó a esta entidad en 1994, justo cuando Bancaja compró el 24,24% de Banco de Valencia. Después, la participación fue creciendo poco a poco hasta llegar al 39% actual. Además de su puesto como consejero delegado, Domingo Parra ocupa la vicepresidencia del consejo de administración de Aumar (filial del Grupo Abertis), de Libertas 7 y forma parte de los consejos de Aguas de Valencia, Prohoresa, Renomar y Medwind. Como consejero delegado ha sido el máximo responsable de todas las operaciones que ha realizado la entidad en los últimos 17 años.

Desde la entidad no ha trascendido el nombre del sustituto. Ni siguier si será un relevo intero o será un fichaje como el que realizó Bankia con Francisco Verdú. En el caso de que se optara por la promoción interna, desde el sector se considera que Aurelio Izquierdo, actual director de negocio de Bankia, tiene la experiencia necesaria en la Comunitat Valenciana y Murcia, es decir, en las principales áreas de acción de Banco de Valencia.

Por este motivo, el sector lo considera como una persona que reune el perfil adecuado y que, por tanto, podría ser una opción a tomar en serio de cara a ser el próximo consejero delegado del banco valenciano.

Aurelio Izquierdo, actual director de negocio de Bankia, se incorporó a Bancaja en noviembre de 1988. Fue responsable de las fusiones de Caja de Ahorros Valencia con las cajas de Segorbe, Castellón, Sagunto y Carlet para la creación de Bancaja en 1991. También realizó las adquisiciones de Banco de Murcia, Banco de Valencia y Sindibank, lo que convierte en un gran conocedor de Banco de Valencia. El 3 de septiembre de 2007, Aurelio Izquierdo fue nombrado director general de Bancaja hasta que recientemente dio el salto a Bankia.

La situación de Banco de Valencia es especialmente delicada por la drástica bajada de sus márgenes y beneficios y éste es el motivo por lo que se ha planteado la sustitución del consejero delegado.

Los últimos datos publicados, referentes a la primera mitad del ejercicio, sacaron a la luz una fuerte reducción de los beneficios del 64,17%. De los 46,7 millones que ganó de enero a junio de 2010 a los 16,7 que logró en el mismo periodo de este año.

Capital principal insuficiente

Según explicó la entidad en aquella ocasión, la práctica totalidad del resultado de negocio se destinó a la constitución de provisiones que ascendieron a más de 200 millones de euros. Pese a estas provisiones, la situación de la entidad se aleja mucho del estado boyante que tuvo años atrás. El capital principal se queda sólo en el 7,39% frente al 8% mínimo que exige el Gobierno.

El hecho de que Bankia (y antes Bancaja) tenga casi el 40% de Banco de Valencia le permite consolidar las cuentas y utilizar el ratio de capital principal de Bankia tanto para evitar la intervención del Estado como la petición de liquidez a los mercados. La última calificación de Fitch a Banco de Valencia fue de BB-, es decir, dos niveles por debajo del que empieza a considerar a una entidad un bono basura.

En la última asamblea general de accionistas, José Luis Olivas ya recriminó al banco que se aprovechara de tener las cuentas consolidadas con Bancaja, entidad que también preside Olivas. «Bancaja es la que soporta las emisiones de deuda de Banco de Valencia», dijo el marzo pasado. El financiero valenciano aseguró que si esta situación no fuera así las peticiones de liquidez del banco tendrían un precio más alto.

Para consensuar el sustituto de Domingo Parra, Bankia tendrá que contar con el apoyo del resto de los accionistas de Banco de Valencia. Controla el 39,122% a través de Bancaja Inversiones, holding en que el también participan Guggenheim Capital y el Deutsche Bank.

Economía suspende la salida a Bolsa de Loterías

El Ministerio de Economía y Hacienda ha decidido suspender la salida a Bolsa del 30% de Loterías y Apuestas del Estado, que estaba prevista para el 19 de octubre, por no darse las condiciones adecuadas para garantizar unos ingresos que reflejen el valor de la compañía.

L.S.A. - 28/09/2011 - 20:58

El ministerio de Economía y Hacienda ha comunicado que aplaza la privatización de Loterías y Apuestas del Estado por no darse las condiciones adecuadas "para garantizar unos ingresos que reflejen el valor" de la compañía. En el comunicado, el ministerio dirigido por Salgado afirma que las circunstancias del mercado bursátil son muy distintas a las que existían el 29 de abril, fecha en la que se decidió colocar en Bolsa un 30% del capital de la compañía.

Economía asegura que la operación de salida a Bolsa podrá retomarse cuando las circunstancias del mercado lo recomienden.

La salida a Bolsa de Loterías era una de las grandes apuestas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dado que es considerada como una de las joyas de la corona para el Estado y se esperaba que con la operación el Ejecutivo redujera deuda pública. El coordinador económico del Partido Popular, Cristóbal Montoro, afirmó ayer en el Foro Cinco Días que había que paralizar la OPV de Loterías y la privatización parcial de AENA de forma inmediata. Dos operaciones que estaban previstas para finales de 2011 o principios de 2012. Montoro afirmó que "no se pueden hacer privatizaciones en mitad de procesos electorales".

El Partido Popular ya había asegurado la semana pasada que desconfiaba de las últimas privatizaciones realizadas por el Gobierno y que en caso de llegar al poder en las próximas elecciones del 20 de noviembre revisaría las condiciones para la adjudicación de AENA o Loterías para comprobar si había existido "malversación de caudales públicos" en estas operaciones.

La compañía esperaba que la Comisión Nacional del Mercado de Valores aprobara mañana jueves su folleto de salida a Bolsa. El debut en Bolsa de Loterías iba a ser el mayor estreno bursátil de una compañía en el mercado español.

Las últimas valoraciones del mercado estimaban un valor mínimo de la compañía de entre 15.000 y 16.000 millones de euros frente a los más de 20.000 millones que estimaba el Gobierno. El objetivo del Gobierno con esta privatización era reducir deuda e inicialmente tenía previsto obtener más de 7.000 millones de euros por la colocación.

El año de los aplazamientos

La suspensión de la OPV de Loterías no es la primera que se produce este año en el mercado bursátil español. Bankia y Banca Cívica lograron salir a Bolsa a pesar de que este no está siendo el mejor año para el Ibex. El selectivo español se deja en lo que llevamos de año un 13,99%.

Además de Loterías, Atento y Talgo son otras compañías que también decidieron aplazar su asalto al mercado. La filial de atención al cliente de Telefónica esperaba comenzar a cotizar en junio y suspendió su estreno bursátil un par de días antes.



Trabajadores de la CAM piden en Valencia mantener el empleo y la obra social

· EFE · Valencia

Trabajadores de Caja Mediterráneo (CAM) se han concentrado hoy frente al Banco de España de Valencia para reclamar el mantenimiento de los puestos de trabajo, así como de la obra social de dicha entidad bancaria, según ha explicado a EFE el Secretario General de COMFIA-CCOO, José Miguel Mandingorra.

Unas 200 personas, según los propios convocantes, han participado en la protesta, promovida por los sindicatos SICAM-CIC, UGT, ALTA, CCOO, CSICA y Sindicato Vietnamita, que tal y como ha indicado Mandingorra "no ha sido todo lo exitosa que se esperaba", aunque ha celebrado que el sindicato CGT se haya unido a la protesta pese a no haberla convocado.

"Vamos a hacer concentraciones en todos los territorios donde la CAM es importante; la semana que viene se hará una en Murcia y sobre el 10 de octubre se quiere hacer una frente al Banco de España en Madrid", ha añadido.

Mandingorra ha lamentado que la CAM se encuentre "desde hace mucho tiempo en un periodo de incertidumbre", y ha criticado que desde que el Banco de España interviniese la caja "se ha avanzado muy poco".

A su juicio, la de hoy está siendo una concentración "ruidosa" en la que se ha exigido que "la CAM no se regala" en alusión al temor de que se adjudique la caja "por un precio muy bajo".

Ha agregado que los sindicatos no quieren iniciar una negociación con el Banco de España "sino plantear exigencias sobre la situación actual y que se actúe contra los responsables que han llevado a la CAM a esta situación".

Mandingorra ha valorado el despido de la ex directora general María Dolores Amorós, que seguía trabajando en la caja, y ha opinado que "aunque es una muestra de que el Banco de España "ha empezado a actuar, todavía hay más gente" en una situación similar.



Ocho entidades presentan ofertas no vinculantes por CAM

M. M. M. - Madrid - 29/09/2011 - 07:00

Ocho entidades, entre bancos, cajas y fondos de capital riesgo, han pasado a la segunda fase de la subasta de Caja Mediterráneo (CAM), de acuerdo con fuentes cercanas a la puja. El Banco de España amplió el plazo hasta ayer para que los grupos interesados realizaran ofertas no vinculantes por la caja alicantina. Ahora el supervisor decidirá qué entidades pueden hacer ofertas vinculantes.

Además de los tres grandes de la banca nacional, Santander, BBVA y CaixaBank también están en este último tramo de la subasta Ibercaja, Kutxa Bank (la alianza de las tres cajas vascas), Banco Sabadell, Barclays y el fondo JCFlowers.

Esta última firma ya intentó llegar a un acuerdo para entrar en el capital de Caja Mediterráneo justo antes de su intervención, pero las negociaciones no fructificaron. También llegó a firmar un acuerdo de intenciones con el grupo Banca Cívica, que no llegó a materializarse en una inversión. De acuerdo con expertos del sector, la única posibilidad de que un fondo pueda participar en el proceso es que el supervisor bancario opte por ofertas conjuntas o permita que CAM se venda por partes.

A partir de ahora, el Banco de España y Merrill Lynch, la firma de inversión contratada para asesorar en la subasta, seleccionarán la mejor oferta para garantizar la viabilidad financiera de la caja y que minimice el desembolso de fondos públicos. De acuerdo con una de las entidades participantes en la puja, varios bancos han pedido al regulador poder hacerse con CAM sin pagar nada, debido al alto coste de pedir capital al mercado para la operación.



Ordóñez cree que si los tipos bajan un punto el consumo subirá el 3%

El consumo privado sigue en fase descendente ante la falta de confianza en una economía que no solo no termina de despegar, sino que da pasos de cangrejo en línea con la ralentización global, según el Banco de España. La entidad calcula que bajar un punto en los tipos de interés serviría para reanimar el consumo en un 3%.

Ahorros en la cesta de la compra

Miriam Calavia - Madrid - 29/09/2011 - 07:00

La economía española no parece que vaya a abandonar en el tercer trimestre la senda de la desaceleración que retomó en el segundo, en línea con el frenazo que han sufrido el resto de las economías de la eurozona y EE UU. Los indicadores siguen mostrando síntomas de debilidad, sobre todo por la falta de confianza y la mayor aversión al riesgo. El consumo se resiente con fuerza y poco o nada hacer prever una significativa mejora en el corto plazo, según señala el último informe del Banco de España.

Cuatro años de crisis han dejado raquíticos los bolsillos de las familias españolas, muchas de las cuales apenas pueden afrontar sus obligaciones financieras, como para además salir de casa a consumir cuando está visto que la situación no mejora. Al contrario. Especialmente acorraladas se encuentran las familias que tienen que hacer frente al pago de una hipoteca. Con el galopante paro que sufre España y las malas perspectivas, los hipotecados se lo piensan dos veces antes de sacar la cartera. El Banco de España constata que el PIB español sigue estancado porque el consumo no repunta. Para tratar de revertir la situación, da una receta: bajar los intereses de las hipotecas e incluso ampliar el plazo de financiación.

Según sus cálculos, el consumo de los hogares propietarios de viviendas podría aumentar en torno a tres puntos porcentuales si se redujeran los tipos de interés de las hipotecas en 100 puntos básicos (un 1%).

Las condiciones de un préstamo hipotecario para la compra de una vivienda repercuten directamente en el consumo de las familias durante un largo periodo. Son muchos los gastos derivados de la operación y la letra mensual ata casi de por vida en muchos casos. Tomando como referencia la Encuesta Financiera de las Familias para el periodo 1990-2005, la entidad liderada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez calcula que un incremento de un año en el plazo del vencimiento de la hipoteca elevaría el consumo en torno a 1,3 puntos porcentuales.

Ahorros en la cesta de la compra

Las familias españolas redujeron su gasto en la cesta de la compra de productos de alimentación y droguería por tercer año consecutivo a causa de la crisis, con un recorte del 5,8% en los últimos doce meses, hasta una media de 6.804 euros anuales, 421 euros menos que un año antes. El estudio anual de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre el coste de la cesta de la compra, presentado ayer, constata además el fin de la guerra de precios en el sector, dado que el valor del carro ha subido en casi todas las cadenas de distribución y de forma destacada en el caso de las marcas blancas, tras dos años seguidos de bajadas. Según el informe, que analiza más de 146.000 precios en 1.148 establecimientos de 65 ciudades, los consumidores pueden ahorrarse una media de 1.046 euros al año si eligen los establecimientos más baratos de su ciudad, lo que equivale a dos meses de compras. En concreto, las cadenas más baratas a escala nacional en una cesta tipo son Alcampo, Carrefour, Dia Market y Mercadona. Por su parte, Sánchez Romero, Ercoreca y El Corte Inglés se mantienen entre las cinco más caras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.