miércoles, 28 de septiembre de 2011

Titulares de hoy

Las dietas de Caja Madrid: unos cobran; otros, no

V. G. C. - Madrid - 27/09/2011



Además del complemento -legal pero opaco- a su sueldo base, algunos cargos públicos de la Comunidad engordan sus ingresos con el cobro de dietas por la asistencia a la Asamblea General de Caja Madrid, una práctica habitual en las empresas. Las reuniones no suelen durar más de dos o tres horas. Hay un mínimo de dos asambleas al año y por cada una se embolsan 1.282 euros brutos (833 netos). Hasta el pasado octubre eran 1.350 euros, pero ese mes la caja aprobó una rebaja del 5%. El exconsejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad, Francisco Granados, por ejemplo, ingresó 6.700 euros en 2010 por asistir a esas cinco reuniones.





La Asamblea General de Caja Madrid tiene 343 consejeros, pero no todos tienen derecho a cobrar las dietas: entre los cargos públicos, depende de la normativa que aplique la institución que los designa. Los altos cargos de la Comunidad y los diputados -del PP y de la oposi-ción- las cobran; los concejales del Ayuntamiento de Madrid, no. Ambas instituciones lo tuvieron prohibido hasta 2007, pero aquel año el Gobierno de Esperanza Aguirre suprimió la prohibición mientras que el Ayuntamiento la mantuvo.

De los 343 consejeros de Caja Madrid, casi el 40% son designados por el sector público: 53 por la Comunidad -entre ellos, el vicepresidente Ignacio González, varios consejeros o exconsejeros y numerosos diputados- y 80 por los Ayuntamientos de la región. El resto son representantes de los clientes, de los trabajadores de la empresa (a través de sindicatos), la patronal y "entidades representativas".



La sombra de otra recapitalización amenaza las cajas del FROB

19.09.2011 M.Romani.

A falta de saber cuánto capital pedirá ahora Europa a sus bancos para estar preparados ante la crisis soberana, las entidades españolas que superaron los test de estrés más a regañadientes suenan como las más amenazadas.

Sólo han pasado dos meses desde que se publicaran los resultados de los stress test de la banca europea, pero parece un siglo. Las indicaciones que salieron a la luz de las pruebas de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) ya no valen para nada: entonces se dijo que apenas tres bancos en todo el continente necesitarían más capital. Ahora, la UE clama por una nueva ronda de recapitalización bancaria generalizada, para que las entidades puedan hacer frente a la crisis de deuda que azota la zona euro.

En España, la ministra de Economía, Elena Salgado, se apresuró ayer a decir que, tal y como están las cosas ahora, las entidades españolas no necesitan reforzar su solvencia. Pero las cosas cambian muy rápidamente.

Si se mira a los resultados de los stress test es fácil señalar a las entidades con una posición de capital más débil. Las últimas clasificadas del ránking español fueron, no a caso, las cajas que están en proceso de ser parcialmente nacionalizadas por la entrada del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). La peor parada fue CAM, ya intervenida por el Banco de España que le ha inyectado 2.800 millones de euros de capital.

La caja alicantina, que en el primer semestre ha presentado unas pérdidas de 1.136 millones, espera a la desesperada algún comprador que se deje seducir por su extensa red de oficinas. Y está claro que sólo lo encontrará si, como ya se da por hecho, el Estado acepte hacerse cargo de las pérdidas futuras que se puedan descubrir en el maltrecho balance de la entidad.

Pastor se situó en el penúltimo lugar del ránking. Su ratio de capital principal se situaría en el 5,6% en el peor escenario previsto por la EBA para finales de 2012, incluyendo las provisiones genéricas y la emisión de bonos convertibles que el banco realizó la pasada primavera.

Después, están las otras "cajas del FROB": Unnim, CatalunyaCaixa yNovaCaixaGalicia. Su solvencia básica en el escenario estresado supera el 6%, incluyendo ya el dinero público que se le va a inyectar.

Y, también en el 6,5%, está Bankia, el banco cotizado de Caja Madrid y Bancaja, que consiguió salir a bolsa el pasado julio y captar 3.090 millones de capital. ¿Será suficiente?

Expuestos a España
Europa y el FMI quieren que la banca tenga más capital para que esté preparada ante lo que pueda ocurrir con la crisis de deuda. Aunque sea un tabú mencionarlo en las reuniones oficiales, la quiebra de Grecia planea sobre la UE y ya nadie descarta que también Portugal e Irlanda, ya rescatados, no acaben por los mismos senderos. Para no hablar de lo que ocurriría si finalmente la sangre llegara al río para España e Italia.

La banca española tiene una relativamente baja exposición a la deuda de los países ya rescatados, y en particular a la de Grecia. Con los datos del BIS hasta marzo, la deuda soberana helena en los balances españoles no llegaba a los 370 millones de dólares. En el caso de Irlanda, la cifra apenas supera los 100 millones.

En Portugal hay algo más de riesgo, y concretamente 8.451 millones de dólares en bonos. La exposición total a este país, donde entidades españolas como Santander, CaixaBank, BBVA o Popular tienen filiales o negocio, es de 84.622 millones de dólares.

La situación es muy distinta si se empieza a plantear la posibilidad de que la crisis llegue de verdad a España e Italia. Barclays calculaba la semana pasada que, en este caso, las entidades españolas necesitarían 111.000 millones de euros para mantener su solvencia en este escenario, prácticamente la mitad de todas las necesidades europeas.

Enrique Martín, socio de Analistas Financieros Internacionales (AFI), insiste en que en la situación actual el riesgo soberano de la banca española "es muy pequeño". El problema llegaría sólo si se empezara a hablar de una quita sobre la deuda española. Aún así, recuerda que la presión sobre las entidades llega de la situación en la que desarrollan su negocio. "Los test de estrés dibujaban un cuadro estático a diciembre de 2010 y desde entonces la situación no ha mejorado, ni mucho menos", afirma. No obstante el experto de AFI cree que, a fecha de hoy, la banca española no necesita más capital.

Otros analistas insisten en que los problemas no están sólo en la deuda soberana. "El problema es la exposición a España, y no sólo a los bonos. Las entidades con menos capital son también las que más tienen problemas por la incapacidad de generar resultados por la situación de la economía doméstica y, sobre todo, por el mercado inmobiliario", afirma el analista de un banco extranjero.

"Los que quedaron en la parte baja de los stress test tienen muy poco capital y malas perspectivas de poder generarlo de forma orgánica. Sí que pueden necesitar ser reforzados aún más", insiste otro experto que, en cambio, se muestra más optimista sobre los grandes. "Aunque el mercado añada presión, en Europa hay muy pocos bancos con las ratio de capital de Santander o BBVA que, además, siguen dando dividendo cuando los demás hace tiempo que no lo hacen".



Íñigo Sagardoy: "Hay que acabar con la borrachera de leyes laborales"

28.09.2011 Calixto Rivero

Íñigo Sagardoy, socio del despacho Sagardoy Abogados, defiende la urgencia de las propuestas de EXPANSIÓN para acabar con el lastre del desempleo. Según las últimas previsiones de los analistas, si no hay reformas contundentes la tasa de paro continuará en el entorno del 21% durante el próximo año.

Play

¿Por qué hace falta un cambio radical en la flexibilidad de las empresas y en la negociación colectiva?
Lo más llamativo en España es que en ocasiones de crisis tengamos una punta de desempleo tan altas. Eso se debe a que las empresas, cuando están atravesando una situación de dificutad en vez de acudir a mecanismos de flexibilidad interna (como la modificación de la condiciones de trabajo o la movilidad) recurren al despido. En España es más fácil despedir que modificar condiciones y eso es lo que tiene que cambiar. En otros países europeos, por ejemplo en Alemania, cuando hay crisis se bajan los salarios, se reduce la jornada y no hay tantos despidos.

¿Colaboran los sindicatos y la patronal para que haya más flexibilidad?
Creo firmemente en el diálogo social, que ha dado sus frutos a lo largo de estos años. Pero una modificación profunda de la legislación laboral es muy difícil que sea el resultado del consenso social. Los sindicatos y la patronal han sido muy responsables con respecto al control de los salarios en España, pero le corresponde al legislador tomar medidas de calado.

¿Ve suficientes las medidas de la última reforma laboral?
Lo que ha faltado es una visión de conjunto, una hoja de ruta. En los últimos años ha habido una borrachera legislativa en cuanto a leyes laborales. Se han dictado muchísimas normas durante los últimos tres años, pero con una falta de visión en su conjunto, de una dirección única. Y lo que vemos es que si las medidas no son profundas el mercado laboral no se reactiva.

¿Cuánto tardan en verse los resultados de una reforma laboral en la tasa de paro?
Hacen falta unos meses en los que la empresa asuma la reforma laboral, la entienda y vea sus bondades. Una vez que se produce esto, si el crecimiento de la economía acompaña, el mercado laboral tiene la ventaja de que es muy flexible y se adapta muy bien a la señales de cambio. La máxima destrucción de empleo, en 2009, se produjo en poquísima cuestión de tiempo. Asimismo, en el año 1996, cuando comenzó la recuperación del empleo con el Gobierno del PP, también en muy poco tiempo se crearon prácticamente dos millones de puestos de trabajo.

Unicaja aportará 4.800 trabajadores y Caja España-Duero, 4.704

27/09/2011

El proyecto de integración aporta 4.704 empleados de Caja España-Duero (2.201 de Caja Duero y 2.520 procedentes de Caja España) y 4.871 de Unicaja, según la entidad, es decir, que totalizan 9.575 personas.

Además de sucursales en cuatro países, la presencia internacional de Unicaja se ve ampliada mediante la red de oficinas de representación de Ceca y los 2.000 corresponsales bancarios extranjeros, bancos internacionales de primera línea extendidos por todo el mundo (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Suiza, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Marruecos...) y líderes del sector financiero de sus respectivos países, con los que mantiene acuerdos de colaboración.

La entidad andaluza cuenta con una red 1.055 cajeros en su ámbito de actuación, más de 17.600 terminales punto de venta y en torno a un millón de tarjetas de pago en circulación. Se trata de la mayor red de cajeros automáticos, terminales punto de venta y tarjetas de pago en circulación de Andalucía.

Por último, su Obra Social, la más importante de carácter privado de la Comunidad andaluza, registró un presupuesto de 53,1 millones de euros en el ejercicio 2010, llega a 5,2 millones de beneficiarios directos, realiza un número superior a 5.800 actividades al año y mantiene 174 centros de actividad. El impacto en el PIB nacional de la Obra Social de Unicaja es superior a los 112 millones de euros, lo que contribuye a crear más de 2.700 empleos directos e indirectos.

En Castilla y León, Caja España-Caja Duero dispone en la actualidad de 139 oficinas en Valladolid; 125 en León; y 106 en Salamanca; en Zamora permanecerá una red con 72 centros; en Palencia, 55; y en Soria, 44 sedes. Por último, en Ávila, la estructura será de 24 oficinas; en Burgos, de 8; y en Segovia, habrá tres centros.

En Andalucía, Unicaja cuenta con 840 oficinas. De ellas, 296 se encuentran en Málaga, la provincia con una red comercial más tupida y a la que se sumarán ocho sucursales de Caja España-Caja Duero. Le siguen las 137 de Almería y las 127 de Jaén. La provincia andaluza con menos presencia es Huelva



Moody's revisará la calificación de Unicaja y Caja España

27/09/2011 EFE

Madrid, 27 sep (EFECOM).-

La agencia estadounidense de medición de riesgos crediticios Moody's ha anunciado hoy que revisará, para su posible rebaja, la calificación de la deuda de Unicaja, de acuerdo con un comunicado.

Al mismo tiempo, ha dicho que volverá a evaluar la deuda de Caja España, con la posibilidad de mejorar su puntuación, por la fusión con la caja de ahorros malagueña ratificada por las asambleas de ambas entidades estos días pasados.

Moody's ha justificado su decisión de revisar la nota de Unicaja -"A1" para la deuda a largo plazo y "A2" para la deuda subordinada- porque la entidad resultante de la fusión con Caja España tendrá un perfil financiero menos robusto que el de la caja malagueña como entidad individual.

Sin embargo, la integración de ambas entidades beneficiará la calificación de la deuda de Caja España, situada ahora en "Baa3" para las emisiones a largo plazo y "Ba1" para la deuda subordinada, porque su solidez crediticia del nuevo banco será mayor que la de la entidad castellana al contar con el respaldo de la caja andaluza. EFECOM

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.