martes, 27 de septiembre de 2011

Titulares de hoy

La matriz de Bankia recompra 60 millones en preferentes

La matriz de Bankia recomprará preferentes de Caixa Laietana al 86% de su valor nominal, anunció hoy Banco Financiero y de Ahorros a la CNMV.

· Cinco Días - Madrid - 26/09/2011 - 11:56

Banco Financiero y de Ahorros ofrecerá recomprar participaciones preferentes valoradas en 60 millones de euros, comunicó a la CNMV. La entidad es la matriz de Bankia, y las participaciones han sido emitidas por Caixa Laietana, una de las cajas que pasó a formar Bankia.

Los inversores que tengan estas preferentes en cartera tienen hasta las 15 horas del próximo 30 de septiembre, y pueden acudir al canje desde este momento. El precio de compra es del 86% del nominal de las participaciones, que es de 50.000 euros cada una.

Este nivel es el de cotización actual de las participaciones, según los datos de Infobolsa. La emisión, de 2006, ofrecía un tipo de interés del 1,95% sobre el euríbor a tres meses.


Un fondo de Bancaja es el más rentable de todos los de Bankia

LUIS A. TORRALBA. HOY

Bancaja Renta Fija acumula un interés del 4,31% hasta agosto, lo que le convierte en el más rentable de todos los fondos de la nueva gestora de Bankia

VALENCIA (VP). Bancaja Renta Fija es el fondo de inversión que mayor rentabilidad acumula este año de todos los que cuenta Bankia Fondos entre las 24 categorías que divide a estos vehículos de inversión la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). La rentabilidad obtenida por dicho fondo a 31 de agosto pasado -las últimas cifras oficiales- fue del 4,31%, pero aún así fue superado por FondCaixa 126 (La Caixa) y Bankinter Estrategia Fija, con variaciones de un 5,58% y 4,55% respectivamente, dentro del apartado de renta fija euro a largo plazo al que pertenecen los tres.

Bankia Fondos situó a 11 de sus fondos en el 'top ten' por rentabilidad obtenida en los ocho primeros meses dentro de todos los apartados, según las cifras de Inverco. Muy especialmente en lo que a la categoría de renta fija mixto euro se refiere, dado que colocó hasta tres fondos entre los cuatro primeros. A saber: Plusmadrid España, que lideró el grupo con una rentabilidad acumulada hasta agosto de un 2,67%, Fonduxo (+1,86% y en tercera posición) y Plusmadrid Ahorro (+1,43% y cuarto lugar).

Asimismo, Bankia Fondos ha situado en lo más alto de la tabla dentro del apartado renta variable mixto euro a Bancofar Futuro, con una rentabilidad del 2,41%; mientras que en renta fija internacional Bankia Fondos Internacional ocupa la segunda plaza, con un 2,50%. Un peldaño más arriba se sitúa el Plusmadrid Internacional 15 Elección (+0,29%) dentro de la renta fija mixta internacional. Por su parte, en lo que a monetarios se refiere el mejor colocado es Arcalia Interés, que se halla en el quinto puesto con una rentabilidad del 1,53%.

De los once fondos que figuran entre los diez más rentables en las diferentes categorías, siete proceden de Caja Madrid y el resto de Bancaja, las dos entidades con más peso dentro de Bankia. Sin embargo, según fuentes próximas a la entidad, el peso en la gestión de fondos de inversión continúa recayendo sobre la caja de ahorros madrileña, y el equipo de Bancaja Fondos, que ya está operativo dentro de las Torres Kio compartiendo sala con sus 'colegas' de Gesmadrid, se halla en una situación de 'cierto desamparo', mientras no hay una política de inversión homogénea a la hora de tomar las decisiones.

"Cada uno de los equipos va por libre y eso no es bueno para los intereses generales de todos", advierten las mismas fuentes. Asimismo, conviene recordar que el equipo de Bancaja Fondos es bastante más productivo a la hora de gestionar los fondos de inversión, puesto que representan sólo la sexta parte del equipo de gestión de Gesmadrid siendo los costes de personal de la cuenta de resultados de la antigua gestora madrileña más de seis veces superiores a la de Bancaja Fondos.

La nueva gestora del banco que preside Rodrigo Rato, que es el fruto de la fusión de las gestoras de Caja Madrid (GesMadrid), Bancaja (Bancaja Fondos) y Caixa Laietana (Ges Layetana), cerró agosto con un patrimonio gestionado de 6.463 millones de euros y una cuota del 4,93%, unos números superados por Santander Asset Management -la gestora del banco que preside Emilio Botín-, que contaba con un patrimonio de 22.039 millones de euros (16,80% de cuota), BBVA Asset Management con 20.252 miillones (15,43%) e Invercaixa Gestión -La Caixa-, con 15.988 millones y una cuota del 12,18%.

El Banco de España ve a la banca bien preparada para cumplir con Basilea III

E. G. E. - Madrid - 27/09/2011 - 07:00

Las entidades de crédito nacionales están bien preparadas para cumplir con las exigencias internacionales de solvencia a ojos del Banco de España. ¿La razón? El endurecimiento de las ratios de capital impuesto en el país el pasado febrero. Así lo indicó el director general de regulación, José María Roldán, en un artículo publicado en el último número de la revista Perspectivas del Sistema Financiero editada por Funcas.

En este escrito, Roldán señala que "la transición hacia las exigencias de capital regulatorio de Basilea III es mucho más parsimoniosa que los calendarios del nuevo Real Decreto Ley, cuya inmediata entrada en vigor está justificada por la necesidad de despejar toda duda sobre la solvencia del sistema financiero español".

A pesar de contar con esta ventaja, el supervisor recordó que "esto no quiere decir que Basilea III pueda considerarse irrelevante para las entidades españolas, y en particular desde una perspectiva cualitativa". Roldán destacó que además de pedir más capital, Basilea exige que sea de mayor calidad. Además, impone medidas para mitigar riesgos de liquidez y desarrolla elementos de supervisión macroprudencial.

Para el Banco de España resulta esencial que Basilea III sea desarrollado y aplicado de forma homogénea para evitar que se produzcan vacíos en su cumplimiento. El director general de regulación enumera peligros, que engloba bajo el término "arbitraje de capital".

Los bancos pueden alterar el cómputo de sus activos ponderados por riesgos para limitar el impacto de la norma, desplazar actividad fuera de su balance hacia entidades no sometidas a regulaciones, aprovechar su presencia en varios países para concentrar ciertas actividades (por ejemplo, banca mayorista o la cartera de negociación) en las jurisdicciones menos exigentes o traspasar cierta actividad hacia sectores con una regulación menos armonizada que la bancaria a escala internacional como, por ejemplo, los seguros. Pero de todos los riesgos, Roldán apunta que el más peligroso es el desarrollo de novedades financieras que permitan sortear Basilea III.

La norma puede limitar el crédito

La implantación de las nuevas normas internacionales de capital restringirá, al menos a corto plazo, la concesión de crédito a empresas y familias. Así lo estiman Santiago Carbó y Francisco Rodríguez en su artículo Basilea III, reestructuración bancaria y crédito en España, publicado por Funcas.

Estos expertos sostienen que "un aumento tan considerable de las exigencias mínimas de recursos propios como el que impone Basilea III puede tener un efecto restrictivo sobre el crédito". Sin embargo, admiten que puede ser aceptable si "a medio plazo aumenta la resistencia de las entidades".

Bankinter se une a la guerra del pasivo con un depósito al 4%

27.09.2011 Ana Antón 0

Popular, Pastor y Activobank ya remuneran el ahorro a este tipo de interés, aunque exigen una inversión menor.

La batalla por la captación de ahorro se anima semana a semanas. En el arranque de septiembre, las oficinas bancarias apenas contaban con depósitos atractivos, pero ahora, apenas un mes más tarde, se puede encontrar un nutrido surtido. Las necesidades de liquidez y el apetito por ganar clientes han obligado a la banca a dar la espalda a la ley que penaliza los superdepósitos.

El 1 septiembre, Popular rompió el mercado con un producto al 4% TAE para 12 meses. Después, Oficinadirecta –banca en Internet de Pastor– y Activobank –oficina online de Sabadell– optaron por lanzar productos similares, y ahora es Bankinter quien mueve ficha. Ayer lanzó un depósito al 4% para un año, dirigido a nuevos clientes e importes mínimos de 15.000 euros. En este sentido, el banco que dirige María Dolores Dancausa pone el listón más alto, en un intento por atraer a clientes de perfil medio-alto. Popular exige una inversión de 300 euros, Activobank, de 3.000 euros, y Pastor, de 5.000 euros.

En cualquier caso, es el portugués Banco Espirito Santo quien ofrece la imposición a plazo más generosa, al dar un 4,24% TAE a 12 meses, desde 25.000 euros. Las persistentes tensiones de liquidez están obligando a las entidades a poner toda la carne en el asador. Y, en este contexto, la guerra por el pasivo se está librando en varios campos de batalla: los depósitos o los diferentes productos de deuda (pagarés y bonos senior) para inversores minoristas.

Los depósitos (al igual que las cuentas) presentan algunas ventajas que no comparten con el resto de activos: están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos, que asegura los primeros 100.000 euros de cada titular. Y el capital puede rescatarse en cualquier momento, sin registrar pérdidas.

En un momento en el que el euribor a 12 meses cotiza en torno al 2% y los activos financieros presentan alta volatilidad, los depósitos son una oportunidad para los particulares. Por otro lado, el retroceso de la inflación –en agosto se situó en el 2,96%, lejos del pico de abril de 3,8%– implica que la rentabilidad real que obtiene el ahorrador es superior a la de hace unos meses.



Santander pone a la venta edificios embargados por 3.000 millones para sanear su balance

Agustín Marco / Elena Sanz.- 27/09/2011 (06:00h)

Banco Santander quiere presentarse el próximo jueves ante más de 200 inversores con un mensaje claro: va a limpiar su balance cueste lo que cueste. Para llevar a cabo esta tarea, la entidad ha encargado la venta de una cartera de inmuebles adjudicados por un valor cercano a los 3.000 millones de euros, operación que se suma a la colocación de una cartera de créditos dudosos por 5.000 millones, según fuentes informadas del proceso.

La operación de saneamiento lleva meses en marcha. El primer paso, como adelantó El Confidencial el pasado 30 de mayo, fue contratar a la consultora MAC Group para ajustar el valor de los inmuebles a los precios de mercado. Una vez tasados de nuevo los edificios, Santander se ha puesto en contacto con los principales brokers inmobiliarios internacionales -Jones Lang Lasalle, Richard Ellis y Aguirre Newman- para sondear el apetito de los inversores y los precios de venta.

Como el resto de la banca, la institución presidida por Emilio Botín tiene un grave problema con los adjudicados. La entidad se ha tenido que quedar con activos relacionados con el ladrillo por valor de 8.335 millones desde que estalló la crisis en 2008. Ese año ya tuvo que digerir en su balance pisos, oficinas y suelos por valor de 4.800 millones. En 2009, la cifra ya ascendía a 6.500 millones y a finales de 2010 ya había superado los 7.500 millones.

En el primer semestre de este año, Banco Santander ha tenido que quedarse con más activos inmobiliarios valorados en 826 millones. Si se tienen en cuenta las coberturas del 32% de media, la cifra se reduce a 470 millones. Del total de la cartera de adjudicados (8.335 millones), la entidad financiera ha dotado 2.670 millones, por lo que el volumen neto se queda en 5.664 millones.

El tipo de activo que más pesa en el balance es la denomina “viviendas y edificios terminados”, que sumaba a 3.314 millones brutos a 30 de junio. La siguiente área que más pondera es el “suelo urbanizado”, que ascendía al cierre del primer semestre a 2.979 millones. Después están los “suelos urbanizables” (992 millones) y los “edificios en construcción” (700 millones). El último epígrafe es de “otros suelos”, con una exposición de 350 millones. La cobertura oscila desde el 42% de la última categoría, al 25% de la de viviendas terminadas.

Fuentes próximas al Santander explican que, con la puesta en venta de estos activos, se pretende enviar un mensaje claro al mercado de que el banco quiere ser muy transparente con su balance y que está decidido a tomar medidas drásticas aunque ello suponga minar la parte final de la cuenta de resultados. Ello se produciría en el caso de que el precio de venta fuera inferior al valor dotado de los inmuebles, una situación que no se descarta por la presión que van a hacer los potenciales compradores.

Soltar lastre

Lo mismo sucede con la cartera de crédito dudoso, donde los conocidos como fondos buitre o fondos oportunistas están pujando muy a la baja por asumir los préstamos morosos de las entidades financieras. Banco Santander hadestinado a insolvencias 26.334 millones en los tres últimos años, casi lo que vale en bolsa BBVA. En 2010 la pérdida del valor de los activos le costó 10.250 millones, una cifra que previsiblemente se repetirá en el ejercicio en curso. Hasta junio había dotado 4.800 millones, solo un 1% menos que en el primer semestre del año precedente.

De la cartera total de crédito, José Antonio Álvarez, director financiero de Santander, explicó a finales de julio en la conferencia de resultados con analistas que los inmobiliarios habían bajado a 25.347 millones de euros a junio de 2011, frente a los 27.334 millones que tenían a finales de 2010 (1.987 millones de euros menos). Como en otras ocasiones, el volumen de la transacción fijará precio en el mercado para el resto de competidores que sigan sus pasos.



Balance preliminar de la reestructuración de las cajas de ahorros

26.09.2011 Antonio Carrascosa

A finales de este mes de septiembre finaliza el plazo para que las entidades que no cumplen los requisitos de capital principal establecidos en el Real Decreto-Ley 2/2011 encuentren una solución.

Desde 2009 se han publicado cuatro reales decretos leyes para buscar soluciones a los problemas de nuestro sector financiero y, en algún caso, para algunos problemas particulares de las cajas de ahorros. Algunos analistas dicen que se ha avanzado poco o demasiado lentamente. Otros piensan que se ha avanzado demasiado. Merece la pena revisar el proceso que han vivido las cajas españolas en los últimos años.

Aunque con frecuencia se hayan exagerado los riesgos económicos planteados por las cajas, es claro que antes de la reforma afrontaban problemas económicos relevantes, al igual que el resto del sector bancario: básicamente, exceso de capacidad, elevada morosidad y progresivo estrechamiento de márgenes. Por otra parte, las presiones de los mercados para aumentar la capitalización de las entidades bancarias –que poco a poco se ha convertido en exigencia regulatoria– tenían difícil solución en el caso de las cajas, ya que la generación interna de los recursos propios requeridos era muy poco viable en un escenario de reducción drástica de la rentabilidad.

Un problema específico de las cajas se refería a su gobernanza, con un peso excesivo de instituciones públicas en sus órganos de gobierno. Estas instituciones han participado en la dirección de las cajas y, al mismo tiempo, han sido clientes, depositantes y prestatarios, y han ejercido –las comunidades autónomas– competencias regulatorias y supervisoras sobre dichas entidades. El resultado ha sido, en demasiadas ocasiones, una política crediticia e inversora mediatizada políticamente.

Reducción de entidades
¿Qué se ha hecho para mitigar los problemas reales de las cajas? El sector está todavía en un proceso de reestructuración extraordinario, que puede entenderse aportando algunos datos. El sector ha pasado de 45 entidades, con un tamaño medio de 28.504 millones de euros, a 15 entidades o grupos de entidades, con un volumen medio de activos de 85.512 millones de euros.

Esta reducción es del 66,6 %. Sólo dos cajas muy pequeñas no han participado en este proceso de reestructuración. Todo el sector, excepto las dos cajas mencionadas, está ya desarrollando su actividad financiera a través de bancos, incluyendo los que actúan como sociedades instrumentales de los Sistemas Institucionales de Protección (SIP) que se han formado.

Ésta es una medida importantísima a largo plazo, ya que permite una captación de recursos propios en el mercado que habría sido imposible con la estructura jurídica tradicional de cajas de ahorros. Sin esos recursos propios, las entidades no podrán cumplir los cada vez más exigentes requisitos de capitalización (Basilea III) y no podrán fijarse unos objetivos mínimos de crecimiento.

Cabe también señalar que la reestructuración no ha sido meramente societaria. El número de oficinas de las cajas ha pasado de 25.051 en 2008 (máximo) a 21.914 a 30 de junio de 2011, lo que supone una reducción del 12,52 % (3.137 oficinas). Si nos fijamos en el número de empleados, se ha pasado de 135.415 en 2008 (máximo), a 122.051 a 30 de junio de 2011, con una reducción del 9,9 % (13.364 empleados). Y el proceso continúa.

El 50% del sector, en la bolsa
Tras la aprobación del Real Decreto-Ley 2/2011, que aumentó los requisitos de capitalización de la banca española, tres entidades han optado por la cotización en bolsa de sus bancos instrumentales. La capitalización bursátil de esas tres entidades, a 9 de septiembre de 2011, era de 19.484 millones de euros, con 1.037.000 inversores, aproximadamente.

Midiendo el sector por sus activos totales medios, el 50% está cotizando en bolsa. Se ha demostrado que la salida a bolsa es la alternativa más difícil en esta coyuntura, pero a medio y largo plazo puede ser la más eficiente, tanto para las entidades como para la economía española en su conjunto, ya que supone aceptar la máxima transparencia y disciplina del mercado.

Aunque se haya criticado el ritmo del proceso de reestructuración, a la vista de los datos, puede concluirse que se está registrando en un tiempo récord. La regulación de los SIP es de abril de 2010 y la relativa al ejercicio indirecto de la actividad financiera de las cajas, que hace posible la cotización en bolsa de los nuevos bancos, fue publicada en julio de 2010.

¿Qué desafíos tienen las cajas bancarizadas en el próximo futuro? Primero, la culminación de los procesos de integración para, así, conseguir los objetivos de eficiencia proyectados, con costes operativos menores y sin los actuales excesos de capacidad. Segundo, el mantenimiento de un fuerte esfuerzo de saneamiento de activos dañados, que podrían ascender si la hipótesis de doble recesión se confirma. Tercero, el desarrollo de un modelo de negocio viable en un escenario macroeconómico de escaso crecimiento a medio plazo y con unas exigencias regulatorias más estrictas en los ámbitos del capital, liquidez y apalancamiento de las entidades.

¿Es necesario encontrar un modelo estratégico singular para las cajas bancarizadas? Es difícil que estas entidades se diferencien de los bancos tradicionales en cuanto a oferta de productos, precios, relación con la clientela e incluso, sobre todo para las más grandes, territorialidad de su actividad financiera. La disciplina del mercado tiende a homogeneizar conductas y la entidad que no se adapta acaba siendo menos eficiente y menos rentable, por lo que puede acabar desapareciendo.

Por ello, en cuanto a la gestión de los nuevos bancos, cabe reseñar tres atributos fundamentales: profesionalización, eficiencia e innovación. Justo lo mismo que los bancos tradicionales. Habría un hecho diferencial muy relevante de las cajas bancarizadas: su dividendo social, es decir, su obra benéfico-social. De nuevo, para poder dar continuidad a ese dividendo social, es necesario que estas entidades ofrezcan productos y servicios competitivos, sean eficientes, estén gestionadas profesionalmente y busquen la excelencia en sus relaciones con los clientes. De esta forma, el futuro de las cajas bancarizadas estará plenamente garantizado.

Antonio Carrascosa, Director de Cumplimiento Regulatorio de PwC y miembro del Consejo Asesor de EXPANSIÓN y ‘Actualidad Económica’.



España-Duero se integra con Unicaja y el nuevo banco echará a andar el 1 de enero

La unión con la entidad malagueña obtuvo 285 votos a favor, 11 en contra y 3 abstenciones



El presidente de Caja España-Duero, Evaristo del Canto, en el centro, durante la asamblea general en la que la entidad aprobó de manera definitiva su integración con Unicaja. M. MARCOS

D. Rubio/A. Martínez / León
Uno de enero de 2012. Es la fecha marcada en el calendario para que eche a andar de forma operativa el nuevo banco creado a raíz de la integración de Caja España-Duero y Unicaja. Así lo anunciaron ayer a este periódico fuentes de la propia entidad castellana y leonesa.
La asamblea general extraordinaria de Caja España-Duero aprobó en un sesión celebrada en el Auditorio Ciudad de León el proyecto de integración con Unicaja a través del contrato de integración correspondiente. Esto se produce después de que los consejos de administración de las dos entidades de ahorros dieran luz verde al citado contrato de integración el pasado siete de septiembre. Además, la Asamblea General de Unicaja también aprobó la integración en su reunión del pasado sábado.
La votación celebrada ayer en la capital leonesa tuvo 285 votos a favor, 11 en contra y 3 abstenciones, con lo que se da definitiva luz verde a la creación del que será el tercer banco de los surgidos a partir de las cajas de ahorros, tras Bankia y La Caixa. No hubo sorpresas en las votaciones, como ya se esperaba después de que la dirección de Caja España-Duero pusiera en marcha durante la semana pasada una serie de reuniones por toda la comunidad autónoma de Castilla y León para recabar apoyos de los asambleístas en la votación celebrada ayer.
El paso siguiente de esta integración será obtener las autorizaciones administrativas pertinentes y el otorgamiento de la escritura de la operación. Además, de forma simultánea, están previstos los trabajos internos de integración desde todas las vertientes operativas. Estas tareas se simplifican al no solaparse los ámbitos territoriales de las entidades que integrarán el nuevo banco. 
El contrato de integración entre Caja España-Duero y Unicaja recoge las líneas de actuación para el desarrollo de la integración de las dos entidades, que dará lugar a la creación de un grupo financiero consolidable.
Entre estos aspectos, figura la participación que las cajas tendrán en el grupo, y en particular, en el capital del banco a través del que se lleve a cabo el ejercicio indirecto de la actividad financiera. Esta participación será del 70% para Unicaja y del 30% para Caja España-Duero. 
El actual presidente de Unicaja, Braulio Medel, ostentará la condición de presidente ejecutivo y primer directivo del banco y del grupo. El actual presidente de Caja España-Duero, Evaristo del Canto, ostentará la condición de vicepresidente ejecutivo y consejero delegado. El nuevo grupo y, en particular, el banco tendrá su sede social en Málaga. Sin perjuicio de ello, se mantendrán además los servicios operativos centrales del grupo que se corresponderán con las sedes operativas actuales que actualmente ambas entidades de ahorro tienen en Málaga, Ronda, León, Salamanca y Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.