lunes, 26 de septiembre de 2011

Titulares de hoy

La banca presiona para que el Estado constituya un 'banco malo'

Varias entidades financieras han vuelto a plantear al Banco de España, al Gobierno y al PP la creación de un banco malo público en el que se incluyesen los activos inmobiliarios problemáticos del sector. El objetivo es sanear sus balances y que vuelva a fluir el crédito.



Ángeles Gonzalo - Madrid - 26/09/2011 - 07:00

La creación de un banco malo por parte del Estado, en el que se incluyan todos o gran parte de los inmuebles, promociones y suelo que bancos y cajas tienen en sus balances, no es una idea nueva. Desde que se inició la crisis financiera hace cuatro años se ha barajado esta fórmula como una solución para separar de sus balances la actividad puramente financiera de sus activos inmobiliarios, tan perniciosos para su cuenta de resultados por su elevada morosidad tras el derrumbe del sector de la construcción.

Algunos países europeos, de hecho, han optado por esta vía para sanear sus bancos, aunque el resultado está aún por demostrar, ya que la banca europea está abocada a otra oleada de recapitalizaciones. En España la banca ya pidió crear un banco malo por parte del Estado hace unos dos años, pero el Gobierno, y sobre todo el Banco de España, rechazaron la idea.

Pero transcurridos casi tres años desde que se inició la crisis económica en el país, las entidades financieras han vuelto a desempolvar este proyecto, al no conseguir dar salida a los miles de inmuebles que tienen en sus balances, mientras que su negocio y cuenta de resultados se deteriora cada vez más.

Varias fuentes financieras han confirmado que un número importante de entidades bancarias han vuelto a impulsar esta petición al Banco de España en particular y al actual Gobierno y al PP en general. Hace casi dos años, las cajas de ahorros ya pidieron al ministro de Fomento, José Blanco, que pusiera en marcha la creación de una sociedad pública que aglutinara los inmuebles de la banca. El proyecto fue rechazado en aquel momento. Pese a ello, varios bancos y cajas, entre ellos Bankia (su presidente, Rodrigo Rato, es uno de los mayores defensores de esta fórmula), han vuelto a insistir ahora en esta idea, dado el desplome de los mercados bursátiles, del sector inmobiliario, la falta de liquidez y la caída del negocio bancario. Creen que las circunstancias han empeorado tanto que ahora la constitución del banco malo puede ser la solución más factible para el sector, y en consecuencia, para que vuelta a fluir el crédito. Aseguran, además, que esta vía sería más barata para el Estado que iniciar otra recapitalización pública, ya que el Gobierno podría recuperar los fondos invertidos en la compra de dichos inmuebles y suelo, e incluso obtener plusvalías en un futuro.

La solicitud no se ha hecho oficial, aunque las entidades han expuesto su proyecto a todos los que tienen capacidad de influir en su creación. Pese a ello, esperan realizar una petición oficial una vez se nombre al Gobierno que salga de las urnas el 20 de noviembre.

La creación de un banco malo se realizaría a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) e incluso del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Estas instituciones adquirirían los inmuebles, promociones y suelo de la banca a un precio determinado por debajo del de mercado, y el Estado se encargaría de vender estos activos, con lo que recuperaría poco a poco su inversión.

Los bancos y cajas lograrían así, según fuentes del sector, sanear sus balances, liberarían provisiones y lograrían mejorar su capitalización, a la vez que segregarían su actividad financiera de la inmobiliaria, con mucho más riesgo.

Una medida que tiene sobre la mesa el Partido Popular

La banca española tiene 70.000 millones de euros en inmuebles y 308.000 millones en créditos a promotores. Cifras nada despreciables en un momento en el que la venta de viviendas lleva tiempo paralizada y el negocio bancario no solo no logra remontar, sino que está en caída libre. La falta de liquidez, el desplome de los mercados y el inicio de una nueva recesión sin que haya finalizado la anterior, unido al aumento de la morosidad, parecen llamar a gritos a una nueva recapitalización (por más de 40.000 millones, según algunos cálculos) y reestructuración del sector financiero, explican todos los expertos y directivos de bancos y cajas consultados.

El PP, grupo político que cuenta ahora con más opciones de ganar las elecciones del 20-N, conoce la situación de la banca y sus peticiones. A ello se une que una de sus principales pretensiones es que vuelva a fluir el crédito en España para que se reactive la economía. Es por esta razón por la que se quiere impulsar nuevas medidas para reestructurar el sistema financiero, y entre ellas, estudia, según fuentes financieras y políticas, la creación de un banco malo público. Y que, según las mismas fuentes, parece partidario a ponerlo en marcha.



El BdE y las cajas cuestionan el Euríbor como principal índice hipotecario

E. Sanz.- 26/09/2011 (06:00h)

El Euríbor es la principal referencia para fijar el tipo de interés de los préstamos hipotecarios concedidos en España. En la actualidad, más del 80% de las hipotecas se basan en este indicador, un porcentaje en el que se ha movido desde su entrada en el mercado hipotecario español hace más de una década. No es el único -IRPH de bancos y cajas, indicador CECA, de rendimiento interno-, pero su elección es aplastante entre los hipotecados españoles.

Sin embargo, su preeminencia como principal índice hipotecario ha comenzado a ser cuestionada por el Banco de España y algunas entidades financieras ante las turbulencias económicas que han sacudido a los mercados en los últimos meses.

De hecho, el organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez, sugiere en el proyecto de circular que modifica la Circular 8/1990 "reducir la dependencia de nuestro sistema financiero respecto a los tipos de interés interbancarios a un año".

No es un debate nuevo. "Desde hace años se viene planteando que el Euríbor deje de ser principal referencia de las hipotecas en España. Cada vez que hay tensiones en los mercados, como ahora, esta cuestión se pone sobre la mesa”, comentan fuentes financieras a El Confidencial.

La última en recuperar este debate ha sido la CECA. Entre las propuestas remitidas al Congreso para mejorar el funcionamiento del mercado hipotecario apuntaba hacia la necesidad de "buscar referencias alternativas al Euríbor".

El interbancario está roto

¿Pero por qué? "Lo que plantea CECA tiene dos objetivos. Uno declarado y otro, digamos, oculto", explica un experto del sector hipotecario a este diario.

"En primer lugar se pretende evitar la volatilidad de un índice a corto plazo, a un mercado que no tiene que ver directamente con el hipotecario, sobre unas operaciones a largo plazo. El segundo, como el Euríbor a un año está absolutamente alejado del coste real de financiación de las entidades, debido a unos tipos de intervención del BCE y la ausencia de interbancario normal, a la mayoría de las ofertas de tipo variable (más del 95 % del total) les están siendo aplicados márgenes absolutamente desproporcionados para cubrir el coste real de financiación (más de 250 bps) y creciendo..."

Además, "la situación actual les está pasando factura sobre la rentabilidad con un Euríbor tan bajo ya que sigue habiendo muchas hipotecas con un coste medio bastante bajo frente al coste real de financiación de los bancos".

“El problema actual del Euríbor es que no representa la realidad. No refleja aquello para lo que fue creado", comenta otra de las fuentes consultadas. “No hay interbancario, está roto. No hay dinero a un año. Basta con echar un vistazo al coste de fondeo de los diferentes países de la zona euro y entre las propias entidades de un mismo país para entenderlo”, añaden.

"Ante eso, los bancos prefieren un IRPH sin diferencial o con diferenciales más bajos". Aunque no opinan así los consumidores ya que, tal y como muestra la siguiente tabla de Bankimia, las hipotecas referenciadas al Euríbor ofrecen unos intereses mucho más atractivos respecto al IRPH o al Indicador CECA lo que explicaría, en gran medida la mayoría aplastante del Euríbor frente a todas las demás.



La fusión de las cajas cierra 2.500 oficinas en año y medio

25.09.2011 Elisa del Pozo

La red actual, con 21.750 sucursales que continuarán reduciéndose, es similar a la que tenían estas entidades hace siete años.

La reordenación de las cajas de ahorros ha adelgazado su red en 2.500 oficinas. Al final del primer semestre contaban con 21.750 frente a las 24.252 que tenía al terminar 2009, lo que supone un recorte del 10,3%. El sector ha cerrado 4,5 oficinas cada día desde enero del año pasado hasta junio de 2011. La reducción se amplía hasta 3.301 sucursales si se compara con 2008, cuando las cajas alcanzaron su mayor desarrollo, con 25.051 puntos de venta.

Esta reconversión a la que se han visto abocadas las cajas por la crisis borra de un plumazo la estrategia de expansión que abordaron entre 2004 y 2008, y coloca la red en la misma dimensión que tenía en 2004. Ese año,la Memoria de Supervisión del Banco de España señalaba que “las entidades de crédito españolas necesitan disponer de una amplia red de oficinas, hoy en día la más grande de Europa en términos relativos”. El supervisor aludía entonces a las peculiaridades de flexibilidad y reducido tamaño de las sucursales, con poco personal y amplios medios técnicos. Además, “las oficinas, a diferencia de lo que ocurre en otros países, comercializan una amplia gama de productos propios y de terceros”.

Eran otros tiempo y la crisis ha impuesto un escenario completamente distinto. Ahora, el mensaje del Banco de España a las cajas es claro y señala la necesidad de acelerar y culminar más pronto que tarde el ajuste de su implantación para evitar duplicidades tras las integraciones y reducir costes, con especial incidencia en las entidades que han solicitado ayudas públicas.
Los acuerdos de fusión o transformación en bancos, aprobados por el supervisor, establecen un máximo de dos años, que desembocan en el próximo verano, para llevar a cabo la reducción de la red.

Algunas cajas esperan terminar un plan de ajuste antes de lo previsto, aunque otras no descartan abrir después una segunda ronda de cierres.
Bankia espera concluir su plan (cierre de 657 oficinas) a finales de este año o principio del siguiente. A junio pasado había ejecutado el 72% de lo previsto, hasta 3.593 puntos de venta. Desde 2009, la entidad presidida por Rodrigo Rato ha cerrado 472 sucursales de las diferentes cajas que forman el nuevo grupo, con lo que se convierte en la que más cierres ha acometido.
Catalunyacaixa, en proceso de nacionalización, es la segunda en este ránking, con 387 oficinas desmontadas. Ha dado por terminado en el primer semestre de 2011 el adelgazamiento de sus puntos comerciales, que a finales de junio pasado eran de 1.219 (901 en Cataluña, 317 en otras comunidades y una en Francia).

La Caixa

La Caixa, tras integrar Girona, ha recortado su presencia en 300 puntos, hasta situar su red, la mayor de la banca española, en 5.247 locales.
En proporción, con la dimensión de la entidad, la mayor reordenación es la realizada por dos entidades que serán nacionalizadas: Unnim y Novacaixagalicia. La primera cerró en junio con una reducción del 16,8%, hasta 620. La entidad gallega ha dado de baja al 16,5% de sus puntos de comercialización (180 oficinas) y se ha quedado con 1.147 de las que 716 están en Galicia y el resto en otras comunidades, además de Portugal (11) Miami (1) y Suiza (1). Cuenta con representación en México, Brasil, Panamá, Venezuela, Argentina, Suiza, Gran Bretaña y Francia. La caja no descarta ampliar el ajuste tras detectar que todavía existen duplicidades en su implantación.

El cierre de oficinas ha tenido ya su reflejo en la cuenta de resultados del sector del primer semestre. Las cajas han logrado disminuir un 1,4% (26,1 millones) sus gastos generales de administración, hasta 1.903 millones, mientras que los de personal han caído un 4,1% (186,7 millones), hasta 4.353,8 millones.

La plantilla

El personal de las cajas sigue un camino de recorte paralelo al de las oficinas, principalmente a través de prejubilaciones y bajas incentivadas. A cierre de junio pasado contaban con 121.229 empleados, 11.111 menos (un 8,4%) que a finales de 2009. El recorte es de 14.186 personas desde 2008, cuando el sector alcanzó el mayor nivel. Bankia ha cerrado el primer semestre con 21.834 después de haber reducido 2.879 puestos, un 76,7% del total previsto. Catalunyacaixa cuenta con 8.344 empleados, lo que supone un recorte del 4,7% frente a finales de 2009. Los planes de integración de las cajas prevén recortes de entre el 12% y el 18% en las plantillas. Estos porcentajes podrían ser insuficientes, según el FMI. Este organismo ha apuntado que sería necesario una disminución de personal del 30% (más de 37.000 puestos), y de la mitad de la red de oficinas, algo que las cajas consideran desorbitado.



La subasta de CAM arranca con más de 20 postores

Hoy se cierra el plazo para que las entidades presenten sus ofertas.

A. P. - Madrid - 26/09/2011 - 07:00

Encontrar un comprador para CAM se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el Banco de España. El aterrizaje del FROB en la entidad abrió la caja de los truenos y desveló algunos agujeros en las cuentas de la entidad que parecen haber disuadido a los posibles interesados en adquirirla. Entre enero y junio de este año, CAM sufrió unas pérdidas de 1.136 millones, una morosidad del 19% y un déficit de capital de 2.800 millones.

Pero más preocupante es su exposición al ladrillo, una situación que podría multiplicar en un futuro estos números rojos. De los 12.677 millones en créditos a promotores, un total de 7.771 millones han sido calificados ya como morosos o subestándar, es decir, con un riesgo elevado de entrar en impago. Ello supone que la mora en este segmento rozaba a finales de junio ya el 62%. Además, un porcentaje muy elevado de esta cartera inmobiliaria, el 29%, corresponde a suelo y otro 13%, a edificios en construcción.

Una carta de presentación que dificulta su venta, aunque sea a un precio de derribo. Y no es el único hándicap. Su elevado tamaño, con alrededor de 70.000 millones en activos, limita el número de aspirantes a hacerse con una entidad de este calibre. Otro punto en contra es la baja rentabilidad de su negocio (su margen de clientes es muy reducido), a pesar de contar con cerca de 850 sucursales y un volumen de depósitos que roza los 40.000 millones. Tampoco juegan a su favor sus elevadas necesidades de liquidez: entre 2012 y 2013 afronta vencimientos de deuda por 7.773 millones.

Pero a pesar de estos contratiempos, el Banco de España está empeñado en desprenderse de CAM a finales del próximo octubre. Fuentes del sector financiero reconocen que el supervisor ha presionado a las entidades, sobre todo a las españolas, para que se embarquen en esta operación, a cambio de establecer una serie de garantías que les protejan ante posibles sorpresas desagradables. El supervisor está dispuesto a aprobar un esquema de protección de activos durante diez años, en el que el FROB asumiría el 80% de las segundas pérdidas, hasta 2.500 millones de euros, y el comprador solo un 20%. Por encima de esta cifra el respaldo del Estado se elevaría hasta el 90%. Las entidades interesadas también han solicitado al Banco de España la creación de un banco malo que aglutine todos los activos tóxicos de la caja y que este quede bajo la gestión del FROB, una opción que el supervisor de momento descarta.

Calendario

El calendario que se ha marcado el Banco de España, además, es bastante apretado. Hoy finaliza el plazo para que se presenten las ofertas no vinculantes. Santander, BBVA y CaixaBank no faltarán a esta cita. De hecho, el consejo de la entidad que preside Isidro Fainé dio el pasado jueves su visto bueno a que CaixaBank participe en la puja. Se prevé que, al menos en la primera fase, prueben suerte otras entidades, como las cajas vascas, Ibercaja, Sabadell o Popular, e incluso alguna entidad extranjera. En total, más de una veintena se han acercado al banco asesor Bank of America para pedir el cuaderno de venta. Será en la segunda quincena de octubre, después de que el Banco de España haya realizado la criba en la preselección de candidatos y arranque la due diligence, durante la cual los aspirantes tendrán acceso a más detalles de las cuentas de CAM, cuando se formulen las ofertas en firme.

Fuentes del sector financiero señalan a Santander, BBVA y CaixaBank como la terna de favoritos que pujará en la recta final. Los dos primeros presumen de contar con las redes de sucursales más rentables: Santander obtiene una media de 758.065 euros por oficina y BBVA, de 997.681 euros. CaixaBank, sin embargo, aún arrastra su agresiva política de expansión de la última década y, con 5.247 oficinas, consigue ingresar solo 475.891 euros por local. No obstante, estas mismas fuentes señalan que la estrategia actual de los dos grandes bancos no pasa por el crecimiento vía compras en España, máxime si se tiene en cuenta que las perspectivas apuntan a que el negocio bancario seguirá en barbecho. Lo lógico, además, sería que CAM quedara en manos de una caja, añaden.



BMN: planes para salir a Bolsa

26/09/2011 - 07:00

Banco Mare Nostrum (BMN) es la entidad que tiene más avanzados sus planes para salir a Bolsa. Remitió el borrador del folleto de colocación hace unas semanas a la CNMV, si bien las turbulencias del mercado han paralizado este proyecto. No obstante, BMN mantiene esta opción en su calendario, aunque fuentes próximas a la entidad reconocen que será más tarde de lo previsto en un principio.

Pero hasta que llegue ese momento está centrada, como muchas otras de sus competidoras, en atraer inversores entre los grandes fondos internacionales. Cuenta con un plazo extra que le ha dado el Banco de España de un mes.

Las mismas fuentes afirman que en estos momentos hay tres fondos interesados en invertir entre 200 y 250 millones de euros.

En total, el grupo que preside Carlos Egea tiene unas necesidades de capital de 486 millones de euros para alcanzar una solvencia del 10%, la cota exigida por el Banco de España a las entidades que no cotizan.

En los últimos meses, y gracias a la venta de viviendas de promotores en su red de sucursales que han pasado a computar como créditos hipotecarios (estos consumen mucho menos capital), la entidad ha conseguido reducir su déficit en 151 millones de euros y elevar de esta manera su core capital del 8,3% al 8,8% actual.



NCG: 900 millones comprometidos

A. Perona Madrid - 26/09/2011 - 07:00

La entidad gallega negocia contra reloj con fondos de inversión y empresarios de origen gallego para rebajar el peso del FROB en su capital. La pasada semana, el presidente del nuevo banco de Novacaixagalicia, José María Castellano, viajó, junto al presidente de la Xunta, a México para conseguir el apoyo de algunas de las principales fortunas del país. Entre los empresarios con los que Castellano se ha reunido figuran la familia Vázquez Raña, dueños de medios de comunicación y negocios de turismo y salud; los Azcárraga o los Salinas, propietarios de un grupo con negocios en banca, telefonía o televisión.

Fuentes próximas a la caja aseguran que Castellano ha logrado ya que cuatro fondos, una entidad y 22 empresarios ratifiquen su compromiso de invertir en la entidad alrededor de 900 millones de euros (700 millones procedentes de los fondos y 200 millones de inversores privados). El Banco de España ha dado de plazo hasta diciembre a NCG para que termine de sellar estos acuerdos, con lo que los interesados comprarían participaciones al FROB, que inyectará los 2.465 millones que la entidad necesita de capital. Con ello, su solvencia se situará en el 15,7%.

A finales de esta semana, la caja de ahorros celebrará un consejo de administración para aprobar la ampliación de capital por la que se dará entrada al FROB.



Unnim: aplaza su fusión

A. Perona Madrid - 26/09/2011 - 07:00

La entidad que dirige Jordi Mestre ha optado finalmente por tirar la toalla en su intento por evitar la entrada del FROB con una fusión o la llegada de capital privado. Unnim, resultado de la unión de Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu, recibirá finalmente los 568 millones de euros del Estado. Ello no quiere decir que aparque sus planes de encontrar socios, tanto dentro como fuera de España.

Los responsables de Unnim han mantenido conversaciones con Banca Cívica, las cajas vascas y también con Ibercaja. En este último caso, las negociaciones parecen haberse enfriado a la vuelta del verano debido a la negativa del Banco de España de aprobar un esquema de protección de activos, una decisión que podría sentar precedente en el sector ya que hasta ahora solo ha utilizado esta alternativa en entidades intervenidas, como Caja Castilla La Mancha o Cajastur.

A ella también se han acercado entidades extranjeras o fondos de inversión internacionales. Sin embargo, el derrumbe de los mercados bursátiles y la fragilidad del sector financiero europeo, entre las que destacan las entidades francesas y las italianas como las más tocadas, han truncado estas alternativas. Aun así, mantiene dentro de su hoja de ruta estos planes, con el objetivo de rebajar el peso del FROB en su capital, que alcanzará en torno al 70%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.