lunes, 12 de septiembre de 2011

Titulares de hoy





La entidad, que sustituye a Iberdrola Renovables, dice que esta medida redundará en beneficio de los 350.000 accionistas

09.09.11 - 01:19 -

EFE | M

El 3 de octubre Bankia entrará a formar parte del Ibex 35, el principal índice de la Bolsa española, algo más de un mes y medio después de que la entidad que preside Rodrigo Rato debutase en el parqué a un precio de salida de 3,75 euros. El banco resultante de la integración de las cajas de ahorros Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caixa Laietana y las de Ávila, Segovia y Rioja sustituirá en el índice a Iberdrola Renovables, que abandonó el Ibex 35 el pasado 8 de julio tras la fusión por absorción con su matriz.

Con una capitalización bursátil de 6.400 millones de euros (unos 8.960 millones de dólares), Bankia se sitúa como la cuarta entidad financiera española por capitalización y la decimocuarta compañía cotizada. Para la entidad que preside Rato, que recientemente ha fichado a Ángel Acebes como consejero, la inclusión del banco en el principal selectivo español «redundará en beneficio» de los cerca de 350.000 accionistas que confiaron en ella y supondrá un paso importante, ya que permitirá aumentar la «visibilidad, la profundidad y la liquidez del valor».

Además, su incorporación al Ibex supondrá, «un paso más en la diversificación y ampliación de la estructura accionarial de Bankia».

Entre los principales accionistas de Bankia se encuentra la aseguradora Mapfre, que se hizo con el 4,11% de la entidad tras invertir 280 millones de euros, y el Banco Popular, que acudió a la Oferta Pública de Suscripción de acciones (OPS) con 40 millones de euros.




El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Madrid celebrará el 13 de octubre el mayor juicio al que se enfrenta Bankia por la demanda de un cliente al que colocó bonos del banco islandés Landsbanki, y que le exige 25,2 millones de euros por los daños sufridos tras la quiebra de la entidad

Según informaron a Efe fuentes jurídicas, el juez Rafael Fluiters Casado ha convocado ya la nueva vista tras la suspensión de la que tenía previsto haber celebrado el pasado 20 de junio.

El demandante es la empresa agrícola Ribertierra, que acudió en 2005 a Altae, el banco privado de Caja Madrid, para intentar maximizar los 19 millones de euros que había obtenido por la venta de unos terrenos y que quería reinvertir en la compra de un inmueble.

Según la compañía, Altae le ofreció mediar en la compra del inmueble, adquirido con los ingresos existentes, y le recomendó pedir dos préstamos por valor de 25,2 millones para financiar proyectos e invertir en bonos con capital garantizado. De este modo, obtendría nuevos ingresos que le servirían para pagar los intereses y amortizar los créditos.

Tras los 3 millones de euros de ganancias obtenidas en dos operaciones con productos de BNP Paribas y Crédit Suisse, Altae aconsejó en 2007 a la empresa invertir los 19,25 millones del préstamo principal en bonos estructurados de Landsbanki, que quebró a finales de 2008 ocasionando la pérdida total de la inversión.

La empresa se quedó entonces sin poder afrontar los dos préstamos, que está devolviendo a duras penas y podrían provocarle la entrada en concurso de acreedores, según sus asesores jurídicos, los despachos Jausas y Zunzunegui.




12.09.2011 MADRID Gemma Martínez 1

Cajas de ahorros en proceso de nacionalización y grupos recién estrenados en bolsa destinan más dinero a retribuir a su cúpula que bancos como Bankinter, Popular y Pastor.



Santander, BBVA y CaixaBank son las tres entidades financieras que más dinero han destinado a retribuir a sus consejos de administración y a la alta dirección en el primer semestre del año. Entre los tres suman el 67% del importe que los bancos, antiguas cajas reconvertidas en bancos y las entidades de ahorros que permanecen independientes han pagado por este concepto y que suma 157,47 millones de euros.

El ránking, elaborado con los datos remitidos a la CNMV y con información de EXPANSIÓN, recoge las remuneración de 21 entidades que emiten valores y que, por tanto, están obligadas a presentar información financiera intermedia semestral. Quedan fuera las cajas vascas y Unicaja.

Esta es la primera vez que puede elaborarse la clasificación con los datos semestrales de las retribuciones de bancos (tradicionales y de cajas reconvertidas) y entidades independientes. Por este motivo la cifra, que no incluye las pensiones, no es comparable con el mismo periodo del año anterior, cuando no existían grupos como Bankia y Cívica.

Retribución variable
Este periodo del año es significativo desde el punto de vista de la retribución, ya que la mayoría de entidades entrega en el primer semestre del año la retribución variable correspondiente al año anterior, al menos la parte en metálico. Este bonus, que en general todavía no incluye la entrega de acciones, se reparte a los consejeros ejecutivos y a la alta dirección. En algunos casos, los vocales no ejecutivos también tienen variable, pero son los menos.



Santander y BBVA, los primeros grupos del país por activos, lideran el ránking salarial por su tamaño y por ser los que mejor pagan, según fuentes del sector. La distancia entre Santander y BBVA se explica, en parte, por el mayor tamaño de los órganos de gobierno, que se traducen en mayores importes de retribuciones.

El banco cántabro tiene seis consejeros ejecutivos (Emilio Botín, Alfredo Sáenz, Matías Rodríguez Inciarte, Ana Patricia Botín, Francisco Luzón y Juan Rodríguez Inciarte), frente a los dos de BBVA (Francisco González y Ángel Cano). En la alta dirección se repite este escenario, con 22 integrantes para Santander y 13 para BBVA.

CaixaBank ocupa el tercer puesto por retribución, pese a que por activos le supera Bankia. En este periodo, el banco ha cambiado la composición de su consejo y de la alta dirección, de la antigua Criteria (un hólding de participadas) al actual banco. Éste, que no paga variable a sus consejeros, tiene más miembros en su alta dirección que Criteria.

El grupo que menos dinero destina a la remuneración de su cúpula en el primer semestre es Caja 3, el SIP formado por CAI, Caja Círculo y Caja Badajoz. 
El análisis revela que cajas en proceso de dar entrada al Frob, como CatalunyaCaixa o Novacaixagalicia, pagan más dinero a sus cúpulas que bancos como Bankinter, Popular, Valencia o Pastor. También están por delante de ellos Bankia y Cívica.

Esta situación obedece, principalmente, al mayor tamaño de sus consejos, que en algunos casos sólo será hasta que finalicen las integraciones. Los consejos incluyen ahora a vocales de las cajas fundadoras, cuyo peso se reducirá de forma progresiva.

Caja España Duero, que está en proceso de fusión con Unicaja, tiene el consejo más grande, con 34 miembros. Unnim se queda en 24. Entre los bancos, Santander cuenta con el de mayor tamaño, con 19 miembros.

Bankia tiene 19 vocales y su matriz, BFA, 21. Entre ambos, la remuneración supera los diez millones. Cuatro consejeros están en los dos órganos de gobierno (el presidente, Rodrigo Rato, y el vicepresidente, José Luis Olivas, entre ellos), pero sólo cobran por una de las dos sociedades.

La información en este periodo de todos los grupos es agregada. Sólo BBVA individualiza la retribución. Francisco González, presidente, ha cobrado 3,99 millones en el semestre. El consejero delegado, Ángel Cano, se queda en 2,76 millones. La cifra incluye fijo, variable de 2010 y retribuciones en especie.


Carlos Hernanz.- 09/09/2011 (06:00h)

De cinco a cero en dos años. Juan Vicente Herrera se ha quedado sin cajas de ahorro a las que tutelar. Esta semana, el presidente de la Junta de Castilla y León (PP) ha perdido la última entidad financiera que permanecía operativa con sello autonómico. El acuerdo aprobado el miércoles por Caja España (resultante de la fusión de Caja España y Caja Duero) para integrarse en Unicaja, que ostentará el 70% de la resultante, ha puesto punto y final a la andadura de las cinco entidades regionales que operaban en el mercado antes de que se iniciara la actual crisis.

En el caso de Caja España y Caja Duero, con sedes en León y Salamanca, su unión ha resultado insuficiente para cumplir con las exigencias del Banco de España. Después de las dificultades superadas para abordar la fusión entre las dos cajas castellanoleonesas, con diferencias vecinales sobre la ubicación de las sedes y los servicios centrales, el esfuerzo ha sido en balde. En junio de 2010 sellaron su alianza y medio año después, a comienzos de 2011, ya estaban en las primeras negociaciones para unirse con Unicaja, como al final ha ocurrido tras seis meses de negociaciones.

Antes de Caja España-Duero, otras tres entidades abandonaron la órbita de influenciade la Junta de Castilla y León, pese a las distintas alternativas que auspició el vicepresidente Tomás Villanueva por consolidar al menos un proyecto de caja regional. Antes fue el turno de Caja Ávila y Caja Segovia, que participaron en la creación de Bankia bajo el paraguas de Caja Madrid. Su negativa a fusionarse con Caja Burgos, después de que tampoco cuajara el SIP de todas las entidadesde castellanoleonesas, propició que terminaran diluidas en el holding que preside Rodrigo Rato.

La primera en salirse del mapa fue Caja Burgos, que dejó plantadas a Caja España y Caja Duero. Su unión con Caja Navarra y Caja Canarias en Banca Cívica abrió el camino para el posterior baile de fusiones. En el caso de la burgalesa, el matrimonio a tres del que formó parte pronto cambió la relación de poderes con la integración de Cajasol, que se unió al grupo tras la advertencia del Banco de España a la entidad sevillana. Ni siquiera Caja Círculo (propiedad de la Iglesia), que esquivó a su rival burgalesa, ha quedado al margen, pues terminó asociándose con Caja Inmaculada y Caja Badajoz.

Herrera no ha sido el único presidente autonómico que ha visto cómo el proceso de restructuración del sistema financiero ha borrado de un plumazo a las entidades financieras de su comunidad. Valencia es el otro caso paradigmático. Bajo mandato todavía de Francisco Camps (PP), tanto Bancaja como CAM han pasado a integrarse en conglomerados financieros cuyo centro de decisión está lejos del Turia: en el caso de la primera, tras incorporarse a Bankia; para la segunda, intervenida por el Banco de España, se espera comprador en los próximos meses.

Quien ha evitado pasar por ese deshonor ha sido Alberto Núñez Feijoó. El presidentede la Xunta ha conseguido que salga adelante su caja de ahorros gallega, aunque en su empeño haya tenido que comprometer aJosé María Castellano y a las fortunas locales, además contar con 2.600 millones del FROB. Para ello, el barón regional desoyó primero las órdenes dictadas por su partido desde Génova, que siempre apostó por una fusión de Caixa Galicia, Caja Madrid y CAM, y luego las del propio Banco de España, que veía con mejores ojos otras opciones antes que la solución doméstica. 




Pese al déficit de capital de sus entidades y de la inyección de dinero público, cinco directivos de cajas han logrado ganarse la confianza del Banco de España

Miguel M. Mendieta - Madrid - 12/09/2011 - 07:00

El cierre de la recapitalización de la banca española está en manos de cinco hombres. Cinco ejecutivos de cajas afrontan las últimas semanas para cumplir con los nuevos requerimientos de solvencia fijados por el Banco de España. El gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, confía en ellos y, desde hace ya varios meses, trabajan codo con codo con los funcionarios del organismo supervisor para encontrar capital hasta debajo de las piedras.

Las cajas que dirigen Adolf Todó (Catalunya Caixa), José María Castellano (Novacaixagalicia), Carlos Egea (BMN), Manuel Menéndez (Liberbank) y Jordi Mestre (Unnim) son muy diferentes por tamaño y situación financiera, pero todas ellas tienen algo en común: les hace falta más capital. En total, presentan un déficit de 5.528 millones, un 9% menos que hace seis meses.

En un momento en que los gestores de cajas han sido muy cuestionados y en el que las intervenciones del Banco de España han descabezado los equipos directivos en CCM, Cajasur y Caja Mediterráneo, los cinco directivos citados, todos ellos profesores universitarios, cuentan con el respaldo del supervisor. Incluso a pesar de que sea necesario inyectar en sus entidades fondos públicos. Su presencia al frente de esas entidades compensa además la escasez de altos directivos con que se encuentra el FROB para abordar la gestión de un sector en plena recapitalización.

Las vías para conseguir capital son tres, fundamentalmente: con la generación interna (vía venta de participadas o mejoras del perfil de riesgo), a través de inversores privados o recurriendo al dinero del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Habitualmente, la labor de inspección del Banco de España es muy intensa, pero en la situación actual, en la que la reordenación de las cajas es una prioridad nacional, la interlocución con el supervisor ha ido un paso más allá.

El caso de colaboración más estrecha se está produciendo en Catalunya Caixa. El consejo de la entidad decidió hace meses recurrir a una inyección de dinero del FROB para recapitalizarse. Desde entonces, la entidad consulta con el supervisor cualquier decisión estratégica. Su primer ejecutivo, Adolf Todó, que accedió a la dirección general de Caixa Catalunya (la mayor de las cajas del grupo) cuenta con el pleno respaldo del regulador. Su prioridad actual es rentabilizar la sinergias de la fusión. También está en conversaciones con fondos interesados en invertir en la entidad a medio plazo. Algunos de ellos han llegado a encargar due diligences (auditorías de compra).

El desembarco de José María Castellano en Novacaixagalicia también ha contado con todas las bendiciones del Banco de España. El directivo gallego será nombrado esta semana presidente ejecutivo de NCG Banco, la filial a la que la caja transferirá todos sus activos. El ejecutivo se instaló hace semanas en la sede que Caixa Galicia (una de las socias de la fusión junto con Caixanova) mantiene en la calle Serrano de Madrid. Durante el verano, Castellano se ha dedicado en cuerpo y alma a convencer a fondos de inversión y gallegos acaudalados para que participaran en el proyecto. Sin embargo, el deterioro de la coyuntura macroeconómica mundial y su reflejo en los mercados han disuadido a algunos de los inversores interesados. El jueves pasado la entidad anunció que acudiría temporalmente al FROB, para que le inyecte 2.465 millones de euros. El Banco de España ha aceptado concederle tres meses extra para que entre capital privado, recomprando acciones del FROB.

"El trato con ellos es muy próximo"

El primer ejecutivo de Unnim, Jordi Mestre, accedió al cargo de director general en mayo de 2011. Mestre confirma la colaboración estrecha con el Banco de España durante los últimos meses. "Tenemos un trato muy próximo y profesional, con reuniones frecuentes", comenta. Este grupo de cajas catalanas tiene un déficit de capital de 539 millones. Dado que no ha solicitado prórroga, para el 30 de septiembre deberá haber logrado recapitalizarse. Aunque la posibilidad de que la entidad logre fondos privados cada vez es más lejana, Mestre asegura que "todas las alternativas siguen abiertas".

Los presidentes de BMN (Carlos Egea) y Liberbank (Manuel Menéndez) son veteranos en el sector y gozan de la absoluta confianza del regulador. Su labor al frente de Cajamurcia y Cajastur les han valido el aval del Banco de España.

CATALUNYA CAIXA ADOLF TODÓ Director general EL PRIMER EJECUTIVO de Catalunya Caixa, Adolf Todó (Castellbell i el Vilar, 1955), fue profesor de Economía en la Universidad de San Diego (California), así como en la escuela de negocios Esade, donde sigue impartiendo clases. Antes de su desembarco en el ámbito de las cajas de ahorros, en Caixa Manresa, trabajó durante seis años en Banco Sabadell, en la división de banca corporativa.

NCG BANCO JOSÉ MARÍA CASTELLANO Presidente ejecutivo EL QUE SERÁ nuevo presidente ejecutivo de NCG Banco, José María Castellano (La Coruña, 1947), se incorporó a Inditex en 1984 y fue uno de los principales responsables en la fulgurante expansión internacional del grupo, donde llegó a ocupar el cargo de vicepresidente. Quien fuera la mano derecha de Amancio Ortega también es catedrático de Economía en la Universidad de La Coruña.

GRUPO BMN CARLOS EGEA Presidente ejecutivo EL ALMA MÁTER del grupo BMN, Carlos Egea (Murcia, 1947) es ingeniero industrial y doctor en Economía. Su dilatada carrera en Cajamurcia le ha llevado a ocupar varios cargos en el sector de cajas, como la vicepresidencia de Ahorro Corporación o el cargo de secretario del consejo de la CECA. Además, es catedrático en excedencia de Organización de Empresas en la Universidad de Murcia.

LIBERBANK MANUEL MENÉNDEZ Presidente ejecutivo EL MÁXIMO DIRECTIVO de Cajastur y Liberbank, Manuel Menéndez (Ovanes, 1959), accedió a la presidencia de Cajastur con tan solo 35 años, desde la sociedad de garantía recíproca Asturgar. Era el año 1995. Seis años más tarde se aupaba a la presidencia de HC Energía (antes, Hidrocantábrico). Es catedrático en el departamento de Administración de Empresas de la Universidad de Oviedo.

UNNIM JORDI MESTRE Director general EL PRIMER EJECUTIVO de Unnim, Jordi Mestre (Barcelona, 1954), es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónomade Barcelona y ha realizado el programa de Dirección General del IESE. Aparte de su actividad profesional, desde hace más de 20 años es profesor del departamento de Economía de la Empresa enla Universidad Autónoma de Barcelona.




Las operaciones tendrán un descuento de entre el 75% y el 85% sobre el valor en libros

Miguel Ángel Valero.– Suele suceder que lo que mal empieza, mal acaba. La fusión de las dos entidades de ahorro gallegas, Caixa Galicia y Novacaixa, fue una imposición del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para impedir que cayeran en manos ajenas a esta autonomía, en fusiones virtuales de alcance nacional. La integración se hizo a marchas forzadas, con la opinión en contra del Banco de España, partidario de operaciones suprarregionales para evitar duplicidades de sucursales y elevados ajustes de plantilla y para mejorar la eficiencia.

Desde entonces, la marcha de Novacaixagalicia (NCG) ha sido una auténtica travesía en el desierto, con abiertos enfrentamientos entre los procedentes de una entidad y los de otra, hasta que el poder ejecutivo recayó en el equipo de Julio Fernández Gayoso, el hombre más veterano del sector, y su hombre de confianza, José Luis Pego, los dos de Caixanova, con Javier García de Paredes, de Caixa Galicia, al quite, tras ser desterrado a la Fundación el director general de la caja coruñesa, José Luis Méndez.

NCG estaba abocada a la nacionalización vía Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), ya que para poder cumplir con las nuevas exigencias de capital necesitaba 2.622 millones de euros (el plan de ajuste reducirá esta cifra en unos 300 millones). Era la entidad, antes de que la CAM se quedara en solitario fuera del proyecto Banco Base, que más dinero necesitaba. Para tratar esa nacionalización, José María Castellano, presidente de Ono y que fue mano derecha de Amancio Ortega en Inditex/Zara hasta el fracaso de la operación gallega para hacerse con Unión Fenosa (que terminó en manos de ACS para luego ser absorbida por Gas Natural), echó mano de sus contactos. En un tiempo récord, y con todas las circunstancias del mercado en contra, configuró un grupo de inversores gallegos y de fondos norteamericanos.

El problema ha sido de tiempo para concretar esas inversiones privadas en NCG Banco. El Banco de España negó la prórroga, reservada sólo a las cajas que pretendan salir a Bolsa (como Liberbank o BMN), pero optó por una solución salomónica. El Frob aportará todo el dinero que NCG necesita para cumplir con las nuevas exigencias de capital, aunque dará todas las facilidades para que los inversores privados compren participaciones a éste antes de final de año. De esta forma, Castellano gana tres meses para terminar de perfilar el accionariado privado de NCG Banco y para reducir el peso público en el capital.

Castellano tiene amarrados a empresarios gallegos como Manuel Jove, presidente de Inveravante y primer accionista del BBVA, con el 5%; José Luis Somoza (Azkar), Jesús Alonso (Jealsa), Manuel Rodríguez (Rodman Polyships), Roberto Tojeiro (Gadisa, que ya está en el consejo de administración de NCG Banco), o Jacinto Rey (Grupo San José). Y tiene prometidas inversiones de grupos gallegos en el extranjero, como los Vázquez Raña. E incluso aportaciones más simbólicas de su antiguo jefe, Amancio Ortega, que está presente en el accionariado del Banco Pastor, principal competidor de Novacaixagalicia. Pero la mayor parte del dinero, unos 500 millones de euros, procederá de fondos de inversión norteramericanos.

Ambas operaciones, la entrada del Frob y la toma de participaciones posterior de inversores privados, se harán con un descuento que oscilará entre el 75% y el 85% sobre el valor en libros de la caja única gallega (el porcentaje definitivo depende de la auditoría encargada por el Frob). Muy por encima del asumido por Bankia y por Banca Cívica en sus respectivas salidas a Bolsa.

"No hay otra solución", admitía con sinceridad el consejero de Novacaixagalicia, José García Costas. "Estamos muy mal", añade Manuel Añón, otros de los consejeros y que ha tenido sonados enfrentamientos con Gayoso y Pego a cuenta de su participación en CXG Corporación, que agrupa parte de las participaciones industriales y financieras del grupo.

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, rechaza hablar de "fracaso" en la operación, aunque no se haya evitado que el Frob tome la mayor parte del capital de NCG Banco, y prefiere destacar el interés mostrado por inversores privados, tanto gallegos como extranjeros, en el proyecto, para concluir que hay "disposición y confianza" para invertir en Galicia.

Pero el presidente de la Xunta oculta que la caja única gallega, que tanto se empeñó en crear pese a la opinión contraria del Banco de España, apenas tendrá el 16% del capital de NCG Banco, por lo que parece abocada a transformarse en una fundación








BBK, Kutxa y Caja Vital se reunirán con los sindicatos este lunes, día 12, para seguir hablando del acuerdo laboral de cara a la fusión de las tres cajas vascas, que será aprobada previsiblemente en las asambleas generales extraordinarias de BBK y Vital el próximo día 16, ya que tienen garantizados los 67 votos necesarios para dar el visto bueno a la operación.

BILBAO, 11 (EUROPA PRESS)

BBK, Kutxa y Caja Vital se reunirán con los sindicatos este lunes, día 12, para seguir hablando del acuerdo laboral de cara a la fusión de las tres cajas vascas, que será aprobada previsiblemente en las asambleas generales extraordinarias de BBK y Vital el próximo día 16, ya que tienen garantizados los 67 votos necesarios para dar el visto bueno a la operación.

En el caso de Kutxa, que celebrará su asamblea el próximo día 23, por el momento únicamente cuenta con 58 apoyos, y la postura de CC.OO. (10 votos) y Pixkanaka (2) será clave para determinar si el proyecto sale adelante. Estos sindicatos condicionan su voto a que les satisfaga el acuerdo laboral que se está negociando.

Los activos que aportará BBK a la nueva entidad resultante de la fusión de las cajas vascas, en caso de materializarse el proyecto, ascenderán a 28.683 millones y los de Vital a 8.200 millones.

LAB ha denunciado que hasta el momento las Cajas no han respondido su propuesta presentada el pasado 27 de julio, en la que reclamaba que se respete el Marco Vasco de Relaciones Laborales.

"Sólo se preocupan de garantizarse el control y el reparto de puestos mientras, eso sí, esconden que pretenden abrir la puerta a la privatización de las Cajas vascas y la desaparición de su Obra Social", ha criticado, para añadir que "todavía no han dicho, ni a las plantillas, ni a los sindicatos, ni a la sociedad, por qué no optan por una Integración de las tres cajas en otra Caja mayor o un banco público, con el mismo modelo social que contaban hasta la fecha".

Además, ha emplazado a los presidentes de la Cajas y al PNV a que se pronuncien contra la privatización de las Cajas y a favor de garantizar la Obra Social, "cuestión que no está garantizada en el proyecto que nos han presentado".

"Lo que están pretendiendo hacer con las Cajas vascas y sus trabajadores es su desmantelamiento, abrir la puerta a su privatización, terminar con su modelo social, imponer un marco estatal y dejar desamparados a sus plantillas. No lo podemos permitir", ha concluido.

Por su parte, fuentes de CC.OO. Euskadi ha insistido, en declaraciones a Europa Press, en reclamar un acuerdo laboral "satisfactorio" para votar a favor de la fusión en las respectivas asambleas, que incluiría el mantenimiento del 100 por cien del empleo y que las bajas, en su caso, sean pactadas.

Asimismo, han indicado que desde que se celebrara el último encuentro de la mesa negociadora, las Cajas no han mantenido ningún encuentro con las centrales en la que hayan variado sus ofertas anteriores, por lo que "a día de hoy el voto de CC.OO. en las asambleas es no".

Los sindicatos CC.OO., Pixkanaka y Grupo Independiente Vital (GIV) advirtieron el pasado 21 de julio, en la última reunión de la mesa negociadora, de que, con el borrador de propuesta de acuerdo laboral que les trasladaron las tres cajas vascas, votarían no a la fusión de las tres entidades en sus respectivas asambleas. Por su parte, ELA, que calificó de "innegociable" la propuesta, expresó su temor a una reducción de plantilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los mensajes deben de ser adecuados y educados. Por esta razón, existe una moderación previa a la publicación de los mismos y no se aceptarán los que contengan palabras malsonantes o que insulten o denigren a personas.